El Rey Juan Carlos: una maniobra para evitar el delito fiscal y un gran enfado al que se sumó la Infanta Cristina

DUROS MOMENTOS

El Rey Juan Carlos: una maniobra para evitar el delito fiscal y un gran enfado al que se sumó la Infanta Cristina

El Rey Juan Carlos acepta su marcha de La Zarzuela aunque no sin haberse enfadado. Además, tiene el apoyo de la Infanta Cristina.

El Rey Juan Carlos: una maniobra para evitar el delito fiscal y un gran enfado al que se sumó la Infanta Cristina

Aunque se esperaba un comunicado sobre el Rey Juan Carlos en julio de 2020, ha habido que seguir esperando. Ni la presión del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se ha comprometido a sostener la Monarquía, pero dejando claro que el Rey Juan Carlos tiene que caer, ha provocado que se vaya más rápido en un tema que está provocando que La Zarzuela se encuentre con más tensión que nunca.

El Rey Juan Carlos en su primer acto oficial tras anunciar su abdicaciónEl Rey Juan Carlos en su primer acto oficial tras anunciar su abdicación

Es precisamente La Zarzuela el lugar en el que ha vivido el Rey Juan Carlos durante la mayor parte de su vida, pero será donde pase sus últimos años. Juan Carlos de Borbón ha aceptado salir de La Zarzuela por su escándalo financiero, aunque se resiste a renunciar a su título de Rey, una distinción honorífica con la que conservaba su tratamiento de Majestad después de abdicar.

La decisión final de a lo que renuncia y a lo que no llegaría a mediados de agosto de 2020. Según El Español, sería el Rey Juan Carlos el que anunciaría a lo que dice adiós. Aunque obligado, sería su decisión y no la de Felipe VI. En ese sentido, no habría comunicado de Casa Real, sino una nota del bufete de Javier Sánchez-Junco, el abogado al que Juan Carlos de Borbón ha confiado su defensa en caso de que fuera necesario. Mientras tanto, se espera que hable el fiscal Juan Ignacio Campos, que es el que debería decidir si se archiva lo relativo a Juan Carlos de Borbón o se traslada al Tribunal Supremo. Al conocer la decisión, habría comunicado, aunque pase lo que pase, habrá consecuencias para el Rey Emérito.

El Rey Juan Carlos durante su reaparición en Sanxenxo tras su intervención de corazónEl Rey Juan Carlos durante su reaparición en Sanxenxo tras su intervención de corazón

El Rey Juan Carlos ha aceptado irse de La Zarzuela, sí, pero no sin enfados y gritos: "Esta ha sido mi casa durante 58 años y nadie es quien para echarme de aquí", soltó Juan Carlos de Borbón. Finalmente se irá, aunque no se sabe dónde. Se espera que se vaya a algún lugar de España, porque no quedaría bien que se marchara del país. Podría irse a Sanxenxo, mudarse con la Infanta Elena o quizás alquilar otra propiedad. Todo es un misterio, aunque desde luego que amigos para ayudarle no le faltan. Una de las personas que le apoyan es por supuesto la Infanta Cristina. Durante una visita a Madrid comió con los Reyes Juan Carlos y Sofía y la Infanta Elena en La Zarzuela. De acuerdo con el citado medio, allí Cristina de Borbón se habría quejado de que todo formaba parte de un plan para desprestigiar el reinado de Juan Carlos I, un plan que la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin también habrían sufrido.

Una posible regularización voluntaria

Por otro lado, y en vista de lo que puede suceder, los asesores del Rey Juan Carlos le han aconsejado que regularice voluntariamente sus cuentas para evitar un proceso judicial. Según El Confidencial, tendría que hacerlo antes de que la Fiscalía del Supremo le acuse de presunto delito fiscal por el dinero recibido del Rey de Arabia Saudí que nunca declaró en España.

El Rey Juan CarlosEl Rey Juan Carlos

La inviolabilidad de la que goza el Jefe del Estado mientras lo es y la prescripción de los delitos puede jugar en su favor, pero su entorno le aconseja que no se escude en eso y que regularice las cuentas. El problema es que podría no tener el dinero suficiente, teniendo en cuenta lo que gastó y lo que transfirió a Corinna. Además, hacerlo sería confesar su culpabilidad.

Te puede interesar