El regalo de la Reina Isabel al Príncipe Eduardo mientras espera el Ducado de Edimburgo

UN REGALO MUY ESPECIAL

El regalo de la Reina Isabel al Príncipe Eduardo mientras espera el Ducado de Edimburgo

Con motivo del 55 cumpleaños de Eduardo de Inglaterra, la Reina Isabel II le ha querido sorprender con un regalo de lo más especial.

El regalo de la Reina Isabel al Príncipe Eduardo mientras espera el Ducado de Edimburgo

El hijo menor de la Reina Isabel, Eduardo de Inglaterra, ha cumplido 55 años, y por ello, su madre ha querido que tuviese un regalo digno de royal. La Monarca ha concedido al Príncipe Eduardo el título nobiliario de Conde de Forfar además del que ya poseía como Conde de Wessex.

La Reina Isabel y el Príncipe Eduardo, aplaudidos en la apertura de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012La Reina Isabel y el Príncipe Eduardo, aplaudidos en la apertura de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012

El benjamín y su mujer, Sophie Rhys-Jones, serán a partir de ahora Condes de Forfar, siempre que se encuentren en Escocia. Este regalo honorífico ha sido muy especial para el cumpleañero, ya que guarda un estrecho vínculo con esta región por su actividad institucional como miembro de la Casa Real Británica.

¿Por qué Conde y no Duque?

Aunque se podría esperar que el próximo título del Conde de Wessex fuese el de Duque, al igual que lo son su padre, hermanos y sobrinos, no ha sido el caso. Tampoco lo fue cuando se casó con su esposa tal y como debería haber sido por tradición. Sin embargo, en su momento se explicó que obtendrá este título cuando su padre, el actual Duque de Edimburgo, muera.

La Reina Isabel y el Duque de Edimburgo con sus cuatro hijos en sus bodas de diamanteLa Reina Isabel y el Duque de Edimburgo con sus cuatro hijos en sus bodas de diamante

Eduardo de Inglaterra no heredaría el título de forma inmediata, ya que tendría que ser el Príncipe Carlos el primero que obtuviese esta distinción, y después se lo traspasaría a su hermano pequeño. Incluso podría darse el caso de que Carlos de Inglaterra heredase la corona y el título a la vez, por lo que sería él el que decidiese quién debería heredar el ducado de su padre. Visto lo visto, los trámites reales no son nada sencillos y como las cosas de palacio van despacio, el actual Conde de Forfar tendrá que esperar algo más para obtener otro título nobiliario.

Te puede interesar