Los Príncipes Alberto y Charlene de Mónaco viajan a Laponia tras celebrar el Baile de la Rosa

VIAJE A NORUEGA

Los Príncipes Alberto y Charlene de Mónaco viajan a Laponia tras celebrar el Baile de la Rosa

Los Príncipes han visitado el norte de Noruega poco después de deslumbrar en el Baile de la Rosa junto a la Princesa Carolina y Carlota Casiraghi.

Los Príncipes Alberto y Charlene de Mónaco en LaponiaLos Príncipes Alberto y Charlene de Mónaco en Laponia

Poco después del Baile de la Rosa, los Príncipes Alberto y Charlene de Mónaco pusieron rumbo al norte de Noruega, donde cambiaron los trajes de gala por ropa de abrigar para mitigar el intenso frío de Kautokeino. Los Príncipes fueron recibidos por el alcalde, Kenneth Erlan, y por el director del centro internacional de pastoreo de renos, Anders Oskal, quienes atavidados con los trajes típicos les dieron una grata bienvenida.

Kautokeino, capital del pueblo sami y sus alrededores está poblada con cerca de 3.000 habitantes, cuya principal actividad es la cría de renos. Más de 100.000 de estos animales suponen el sustento y la economía de este pueblo noruego.

Carolina de Mónaco y Carlota Casiraghi brillan en el Baile de la Rosa

Antes de tomar un vuelo rumbo a Laponia se celebró en el Principado de Mónaco el tradicional Baile de la Rosa; sin embargo, este era especial para Charlene, que volvió a deslumbrar con su belleza y discreción a su llegada al Sporting Club de Monte-Carlo bajo la atenta mirada de los presentes, ya que este era el primer Baile de la Rosa al que acudió como Princesa.

Alberto y Charlene de Mónaco y la Princesa Carolina en el Baile de la RosaAlberto y Charlene de Mónaco y la Princesa Carolina en el Baile de la Rosa

Para la ocasión, Charlene eligió un vestido negro con un escote palabra de honor dorado, con quien se le vio feliz del brazo del Príncipe Alberto, junto al que abrió el tradicional baile. En los mismos tonos acudió Carolina de Mónaco de negro y dorado, que ha demostrado ser un gran apoyo para la esposa de su hermano, a quien cedió el papel de Primera Dama tras la boda de Alberto y Charlene. Y como una princesa más estuvo Carlota Casiraghi, la joven más bella de la realeza europea, que estaba preciosa con un vestido de gasa en azul celeste y posó orgullosa al lado del Soberano Monegasco.

Este año, el Baile de la Rosa, siguiendo con la tradición de inspirarse en diferentes temáticas y países, estaba dedicado a Londres. De este modo, el Sporting Club se decoró con imágenes de la capital británica, y todos los asistentes, entre los que se encontraban la modelo Victoria Silvstedt, el Príncipe Al-Saud, Mark Ronson o Pete Doherty posaron a su llegada con el emblema del Metro de Londres de fondo.

Carlota Casiraghi y Alberto de Mónaco en el Baile de la RosaCarlota Casiraghi y Alberto de Mónaco en el Baile de la Rosa

El glamour convivió esa noche con la solidaridad; el precio del cubierto para cada uno de los asistentes era de 750 euros, y en total se lograron recaudar 350.000 euros destinados a la Fundación Princesa Grace de Mónaco en una gala en la que los grandes ausentes fueron la Princesa Estefanía y sus hijos, así como Andrea y Pierre Casiraghi.

Te puede interesar