El día en el que el Príncipe Guillermo fue perseguido por un perro en Sandringham

GUARDIÁN

El día en el que el Príncipe Guillermo fue perseguido por un perro en Sandringham

El Duque de Cambridge se vio sorprendido por un perro guardián que le tomó por un intruso.

El día en el que el Príncipe Guillermo fue perseguido por un perro en Sandringham

La Familia Real Británica está acostumbrada si no a vivir en el campo, sí a pasar allí grandes temporadas. Los perros y los caballos son sus animales favoritos y están muy familiarizados con ellos, sobre todo con los canes, que les acompañan en sus residencias.

El Príncipe Carlos y el Príncipe Guillermo abrazados durante un día juntos en SandringhamEl Príncipe Carlos y el Príncipe Guillermo abrazados durante un día juntos en Sandringham

El Príncipe Guillermo adora a los perros, pero al menos una vez se llevó un buen susto con uno de ellos. Así lo ha contado Jon Chandler, que al jubilarse como policía de Norfolk tras 30 años de servicio, ha contado una anécdota que recoge la prensa británica en la que están involucrados el Duque de Cambridge y un perro.

Un perro guardián detector de intrusos

El Príncipe Guillermo se encontraba en Sandringham, residencia de la Familia Real Británica en Norfolk en la que tradicionalmente pasan la Navidad. El Duque de Cambridge caminaba por los terrenos cuando tuvo que enfrentarse a uno de los perros que hacía guardia para proteger la residencia de la Reina.

El Príncipe Guillermo en el parque Mary Stevens durante un acto oficialEl Príncipe Guillermo en el parque Mary Stevens durante un acto oficial

Jon Chandler estaba patrullando por los jardines junto al perro, al que llevaba sin correa. El can detectó la presencia de un posible intruso y le persiguió sin que el policía pudiera hacer nada por detenerle. Afortunadamente no fue a más porque el perro solo le ladró, y cuando llegó el policía todo quedó aclarado y el Príncipe Guillermo se lo tomó como una anécdota.

"Podría haber salido terriblemente mal si le hubiera mordido, pero afortunadamente el perro hizo lo que se suponía que debía hacer, y dio un paso atrás y le ladró. Fue una noche memorable", recordó Jon Chandler de este episodio que seguramente también recordará el Duque de Cambridge.

Te puede interesar