George Clooney y Amal Alamuddin, retenidos por la policía tras la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle

10 MINUTOS DE ESPERA

George Clooney y Amal Alamuddin, retenidos por la policía tras la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle

La pareja se vio obligada a esperar en la entrada de Frogmore House, donde se celebró una cena de gala y una posterior fiesta con DJ incluido

George Clooney y Amal Alamuddin, retenidos por la policía tras la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle

El actor George Clooney y su esposa, la abogada libanesa Amal Alamuddin, fueron dos de los invitados estrella al enlace del Príncipe Harry y Meghan Markle celebrado el 19 de mayo en la Capilla de San Jorge. La pareja rivalizó en glamour con otras estrellas del mundo del espectáculo como James Blunt, Carey Mulligan, James Corden y muchos más. Acapararon todos los focos durante el evento pero protagonizaron un desagradable incidente después de él.

Después de asistir al enlace religioso, la pareja de Hollywood se desplazó hasta Frogmore House como invitados a la cena de gala organizada por el Príncipe Carlos para un selecto grupo de 200 personas. Sin embargo, cuál fue su sorpresa cuando la policía encargada de la seguridad del lugar retuvo el coche en el que iban durante más de 10 minutos.

Los Duques de Sussex llegaron en un descapotable

Como señala Daily Mail, finalmente todo se quedó en una anécdota y finalmente el actor y su esposa pudieron reunirse con el resto de invitados en la residencia real. Quienes no tuvieron ningún problema para entrar fueron los recién casados, que llegaron a bordo de un deportivo descapotable conducido por el propio Príncipe Harry.

El Príncipe Harry y Meghan Markle en coche saliendo del Castillo de Windsor tras su bodaEl Príncipe Harry y Meghan Markle en coche saliendo del Castillo de Windsor tras su boda

Una vez dentro de Frogmore House, los 200 invitados disfrutaron de una cena orgánica (por orden expresa del Príncipe Carlos) que tuvo colofón final una fiesta por todo lo alto a partir de las 10 de la noche: un DJ encargado del hilo musical, una barra de bebidas temática, algodón de azúcar, hamburguesas... Sin duda un ambiente mucho más relajado que el almuerzo organizado por la Reina en el Castillo de Windsor.

Te puede interesar