Una desolada Reina Sofía recibe el apoyo del Rey Juan Carlos en el funeral de Miguel de Rumanía

FUNERAL DE ESTADO

Una desolada Reina Sofía recibe el apoyo del Rey Juan Carlos en el funeral de Miguel de Rumanía

Casas Reales reinantes y no reinantes se han reunido para despedir al último Rey de Rumanía.

Una desolada Reina Sofía recibe el apoyo del Rey Juan Carlos en el funeral de Miguel de Rumanía

Mientras en otras repúblicas se siente desprecio o indiferencia hacia los que fueron sus reyes en el pasado más o menos reciente, en Rumanía se considera al Rey Miguel como una figura de prestigio a quien se tiene un profundo respeto. En ese sentido, su muerte, acaecida el pasado 5 de diciembre, ha llenado de dolor a muchos ciudadanos, que le han dicho adiós en los funerales de Estado con los que el país ha honrado al que ha sido su último Monarca.

Los Reyes Juan Carlos y Sofía en la capilla ardiente de Miguel de RumaníaLos Reyes Juan Carlos y Sofía en la capilla ardiente de Miguel de Rumanía

El Rey Miguel murió a los 96 años en Suiza, donde pasó su largo exilio y donde residía de forma habitual, si bien es cierto que desde 1997, cuando pudo volver a su patria, pasaba temporadas en Rumanía. Una vez repatriado, su cuerpo se llevó al Castillo Peles, antigua residencia de la Familia Real Rumana y que el propio Miguel Hohenzollern-Sigmaringen cedió para que pudiera ser visitado después de que el Estado le devolviera las propiedades de la Casa Real.

El pasado miércoles 13 de diciembre, los restos mortales de Miguel I fueron llevados al Palacio Real de Bucarest, actual Museo Nacional de Arte de Rumania. Allí se colocó la capilla ardiente, por la que según fuentes de la Casa Real Rumana pasaron unas 30.000 personas. Allí se celebró una misa privada antes de que se colocara el féretro en el exterior del edificio, donde ha tenido lugar una ceremonia militar y religiosa antes de llevar el cuerpo a la Catedral del Patriarcado, donde se ha oficiado el funeral de Estado por el eterno descanso de quien fue Monarca entre 1927 y 1930 y entre 1940 y 1947.

La Familia Real Rumana ante la realeza europea en el funeral de Miguel de RumaníaLa Familia Real Rumana ante la realeza europea en el funeral de Miguel de Rumanía

Además de contar con la presencia de la Familia Real Rumana, comandada por la ahora Custodia de la Corona, la Princesa Margarita, y por su esposo, el Príncipe Radu, han sido varios los miembros de Casas Reales reinantes y no reinantes que han viajado a Bucarest para dar el último adiós al último Jefe del Estado de la II Guerra Mundial que seguía con vida.

La realeza se une en el dolor

Quienes más destacaron fueron los Reyes Juan Carlos y Sofía, que pasaron primero por la capilla ardiente, para después situarse en primera fila en los actos celebrados en el exterior del Palacio Real. La Reina Sofía estaba particularmente afectada, ya que el Rey Miguel era su primo hermano y tenía una excelente relación con él que se construyó desde la infancia de Doña Sofía, a la que sacaba 17 años.

La Reina Sofía hablando con el Príncipe Carlos en el funeral de Miguel de RumaníaLa Reina Sofía hablando con el Príncipe Carlos en el funeral de Miguel de Rumanía

De nuevo, ha sido la ocasión perfecta para ver juntos otra vez a los padres del Rey de España, que han representado a la Casa Real Española por motivos obvios, tanto por edad como por relación. El Rey Juan Carlos y la Reina Sofía se han mostrado todo lo cómplices que podían en un momento tan complicado para ambos, ya que el Rey Emérito también sentía un profundo apego hacia un hombre al que respetaba mucho y al que siempre echará de menos.

También estuvieron presentes otros miembros de Casas Reales como los Reyes Carlos XVI Gustavo y Silvia de Suecia, el Príncipe de Gales, que ha estado charlando con la Reina Sofía, el Gran Duque Enrique de Luxemburgo, Astrid y Lorenzo de Bélgica y Leka de Albania, entre otros royals.

La Reina Sofía, muy afectada en el funeral de Miguel de Rumanía junto al Rey Juan Carlos, el Príncipe Carlos y Ana María de GreciaLa Reina Sofía, muy afectada en el funeral de Miguel de Rumanía junto al Rey Juan Carlos, el Príncipe Carlos y Ana María de Grecia

No podía faltar la Familia Real Griega, muy cercana a la Familia Real Rumana por vínculos familiares. La Reina Ana María de Grecia representó a los helenos acompañada del tercero de sus hijos, el Príncipe Nicolás, lo que ha evidenciado que la salud del Rey Constantino sigue debilitándose. Al último Rey de los helenos le hubiera encantado despedirse de su primo hermano, pero sus cada vez más evidentes problemas físicos han aconsejado que no acuda. Quien sí ha estado ha sido Irene de Grecia, que fiel a su discreción, ha ocupado un lugar más que secundario.

Terminados los oficios, los asistentes al funeral viajarán a Curtea de Arges, a 155 kilómetros de Bucarest, donde se celebrará otra misa en la Nueva Catedral Ortodoxa y se enterrará al Rey Miguel en el Mausoleo Real, donde está enterrada la esposa del Rey, la Reina Ana, fallecida en agosto de 2016.

Te puede interesar