La desgracia de Mette-Marit, el anillo perdido de Charlene de Mónaco y las miserias de Federico y Joaquín de Dinamarca

DRAMAS REALES

La desgracia de Mette-Marit, el anillo perdido de Charlene de Mónaco y las miserias de Federico y Joaquín de Dinamarca

Dolor por la tragedia de una amistad y rumores de crisis matrimonial y enfado fraternal. No todo son alegrías para los royals del Viejo Continente.

Margarita de Dinamarca con sus hijos Federico y Joaquín en la celebración de su 75 cumpleañosMargarita de Dinamarca con sus hijos Federico y Joaquín en la celebración de su 75 cumpleaños

Para rizar el rizo, parece que las tensiones familiares quedaron en evidencia esta Semana Santa, cuando Margarita II invitó a sus hijos, nueras y nietos a pasar unos días en el palacio de Marseliborg. Cuando Joaquín se enteró de que iba a ir su hermano, rechazó categóricamente pasar esos días con la Familia Real. Margarita y Enrique de Dinamarca disfrutó así de unas bonitas vacaciones con Federico y Mary y los pequeños Christian, Isabel, Vicente y Josefina, que se quedaron sin pasar unos días con sus primos paternos.

El anillo de la discordia

Para rematar, nuevos rumores que llegan desde Mónaco, un país donde la Monarquía siempre da noticias, tanto para bien, como para mal. Desde antes de su boda, la relación entre los Príncipes Alberto y Charlene siempre han estado en entredicho. La tristeza que reflejan los ojos de la sudafricana hablan por ella en muchos actos oficiales en los que asiste, y ni siquiera el nacimiento de sus mellizos Jacques y Gabriella el 10 de diciembre de 2014 han iluminado totalmente su mirada.

DescripcionCharlene de Mónaco sin alianza
Las habladurías sobre la falsedad de su matrimonio han vuelto a estallar después de la última aparición de Alberto y Charlene de Mónaco. La pareja principesca presenció la procesión de Viernes Santo, un acto que la consorte no se perdió, pues siempre está encantada de acudir a actos litúrgicos católicos. Esta vez, lo llamativo no fueron los gestos o las miradas, sino la ausencia de la alianza de la Princesa Charlene en su mano izquierda, joya que siempre luce y que esta vez olvidó colocarse, quizás por despiste o de forma intencionada.

Quizás tenga una explicación, como la tiene la Reina Letizia para no llevar el anillo que le regaló Felipe VI por su matrimonio. En el caso español, la joya fue comprada por Iñaki Urdangarín, que obsequió a su cuñado con una alianza que ahora está maldita por culpa del Caso Nóos.

Margarita de Dinamarca con sus hijos Federico y Joaquín en la celebración de su 75 cumpleañosMargarita de Dinamarca con sus hijos Federico y Joaquín en la celebración de su 75 cumpleaños

Para rizar el rizo, parece que las tensiones familiares quedaron en evidencia esta Semana Santa, cuando Margarita II invitó a sus hijos, nueras y nietos a pasar unos días en el palacio de Marseliborg. Cuando Joaquín se enteró de que iba a ir su hermano, rechazó categóricamente pasar esos días con la Familia Real. Margarita y Enrique de Dinamarca disfrutó así de unas bonitas vacaciones con Federico y Mary y los pequeños Christian, Isabel, Vicente y Josefina, que se quedaron sin pasar unos días con sus primos paternos.

El anillo de la discordia

Para rematar, nuevos rumores que llegan desde Mónaco, un país donde la Monarquía siempre da noticias, tanto para bien, como para mal. Desde antes de su boda, la relación entre los Príncipes Alberto y Charlene siempre han estado en entredicho. La tristeza que reflejan los ojos de la sudafricana hablan por ella en muchos actos oficiales en los que asiste, y ni siquiera el nacimiento de sus mellizos Jacques y Gabriella el 10 de diciembre de 2014 han iluminado totalmente su mirada.

DescripcionCharlene de Mónaco sin alianza
Las habladurías sobre la falsedad de su matrimonio han vuelto a estallar después de la última aparición de Alberto y Charlene de Mónaco. La pareja principesca presenció la procesión de Viernes Santo, un acto que la consorte no se perdió, pues siempre está encantada de acudir a actos litúrgicos católicos. Esta vez, lo llamativo no fueron los gestos o las miradas, sino la ausencia de la alianza de la Princesa Charlene en su mano izquierda, joya que siempre luce y que esta vez olvidó colocarse, quizás por despiste o de forma intencionada.

Quizás tenga una explicación, como la tiene la Reina Letizia para no llevar el anillo que le regaló Felipe VI por su matrimonio. En el caso español, la joya fue comprada por Iñaki Urdangarín, que obsequió a su cuñado con una alianza que ahora está maldita por culpa del Caso Nóos.

Te puede interesar