La cena de gala en honor a los Reyes Felipe y Letizia en Buckingham Palace: sonrisas, guiños y elegancia

VIAJE DE ESTADO

La cena de gala en honor a los Reyes Felipe y Letizia en Buckingham Palace: sonrisas, guiños y elegancia

El Gran Salón de Baile de Buckingham acogió el banquete en honor a los Reyes de España con motivo de su Viaje de Estado a Reino Unido.

La cena de gala en honor a los Reyes Felipe y Letizia en Buckingham Palace: sonrisas, guiños y elegancia

La Reina Isabel y el Duque de Edimburgo charlan con los Reyes Felipe y Letizia en la cena de gala en Buckingham PalaceLa Reina Isabel y el Duque de Edimburgo charlan con los Reyes Felipe y Letizia en la cena de gala en Buckingham Palace

Por su parte, la Reina Isabel se decantó por un vestido blanco con bordado floral en azul. Como adornos llevó una tiara de aguamarinas que le regaló el Gobierno de Brasil en los años 50, además de Toisón de Oro, la orden más importante de España, y distinción que le otorgó el Rey Juan Carlos en 1988. Asimismo, el Rey Felipe portó la Orden de la Jarretera, de la que forma parte por obra y gracia de la Reina Isabel, que le ha nombrado caballero con motivo de este Viaje de Estado.

Amistad entre España y Reino Unido

Durante el discurso que Felipe VI ofreció a los presentes, entre los que estuvieron los Duques de Cambridge, el Príncipe Harry y otros miembros de la Familia Real Británica, destacó el gran vínculo existente entre ambos países, lo que "ayudará a que se pueda abordar entre nuestros respectivos Gobiernos cualquier cuestión en la que persistan discrepancias, con la mejor voluntad y el más alto espíritu de colaboración".

El Rey Felipe y la Reina Isabel brindan en la cena de gala en honor a los Reyes de España en Buckingham PalaceEl Rey Felipe y la Reina Isabel brindan en la cena de gala en honor a los Reyes de España en Buckingham Palace

El menú que degustaron los comensales estuvo compuesto de trucha asalmonada al hinojo, medallón de buey Frand Duc, judías españolas y rábanos, calabacines salteados y patatas gratinadas. Como postre, tarta de chocolate amargo y frambuesas.

La cena no se prolongó hasta largas horas de la noche, pues al día siguiente a los Reyes de España les esperaba otro día de gran actividad, que comenzaba con un encuentro empresarial Hispano-Británico y que continuó con una visita a la Abadía de Westminster de la mano del Príncipe Harry, donde tuvo lugar el homenaje a los caídos.

Te puede interesar