Así es Naruhito de Japón, el Emperador que llegó antes de tiempo

EL HIJO DE AKIHITO

Así es Naruhito de Japón, el Emperador que llegó antes de tiempo

El hijo de Akihito de Japón lleva años preparándose para suceder a su padre, quien se convierte en el primer Emperador en abdicar.

Así es Naruhito de Japón, el Emperador que llegó antes de tiempo

Naruhito de Japón es el nuevo Emperador del país nipón y, aunque desde prácticamente su nacimiento lleva preparándose para este momento, lo cierto es que ahora le espera un largo camino lleno de compromisos y eventos en los que se espera que esté a la altura. No siempre le ha sido fácil cumplir con sus deberes imperiales, de la misma forma que a veces la rigidez familiar le ha pesado en exceso, pero desde que su padre anunciara su intención de abdicar, Naruhito se ha preparado a conciencia y ha hecho todo lo posible para convencer a sus ciudadanos de que será un digno sucesor a la par que tratará de hacer la Casa Imperial más accesible al mundo.

Una adolescencia fuera de Japón

Si hay una cosa que durante décadas ha sido objeto de crítica por parte de la prensa internacional, ha sido el excesivo hermetismo y conservadurismo de la Casa Imperial, más propia de épocas pasadas que de la mayor parte de monarquías actuales. De manera que, en un intento de combatirlo, Akihito de Japón (el Emperador saliente) decidió enviar a su hijo a estudiar al extranjero para que así pudiera abrirse de miras y se viera influenciado por las modas externas.

Naruhito de Japón en la boda de Guillermo de Luxemburgo y Stéphanie de LannoyNaruhito de Japón en la boda de Guillermo de Luxemburgo y Stéphanie de Lannoy

De manera que, el entonces Príncipe Naruhito se trasladó hasta la Universidad de Oxford, donde cursó sus estudios y donde conoció a la que luego sería su mujer, Masako de Japón. Sin embargo, esta no fue la única medida, sino que sus progenitores tomaron también la decisión de que por primera vez el Heredero creciera mano a mano con el resto de hermanos, así como con sus propios padres. Y es que, la tradición hasta el momento había sido que los hijos crecieran rodeados de duros profesores y severas normas.

Además, y como prueba de su intención de ampliar conocimientos y abrirse al mundo, el Emperador habla no solo japonés, sino también inglés, alemán, chino y un poco de español, lo que en numerosas ocasiones ha favorecido las reuniones con sus homónimos extranjeros. Si bien es cierto que siempre ha sido partidario de conocer otras culturas y, de alguna forma, extrapolar el modelo de monarquía de otros países al suyo, en ningún momento ha renegado de la milenaria tradición que representa la Casa Imperial de Japón y con ese espíritu forma parte de los principales ritos del país.

La depresión de Masako de Japón

Por otro lado, si polémicas han sido en el exterior las formas de actuar de la dinastía nipona, la incertidumbre internacional también se justifica en la casi inexistencia de una Consorte. Naruhito de Japón está casado con Masako, más conocida como la Princesa triste. Ambos se conocieron durante la etapa del Heredero en Reino Unido, donde ella se formaba para lo que prometía ser una sólida carrera diplomática, pero finalmente decidió abandonar sus aspiraciones profesionales para convertirse en la mujer del hoy Emperador.

Naruhito y Masako de Japón en la investidura de Guillermo Alejandro de HolandaNaruhito y Masako de Japón en la investidura de Guillermo Alejandro de Holanda

No obstante, parece que Masako de Japón no ha terminado de acostumbrarse y desde hace años tiene que lidiar con una depresión que apenas le ha permitido cumplir con su faceta profesional. Sin embargo, Naruhito ya declaró hace unos años que haría todo lo que fuera por cuidar a su mujer y por ella no ha dudado en salir al paso de ciertas declaraciones que cuestionaban su idoneidad como miembro de la Familia Imperial.

"Me esforzaré por dar lo mejor de mí para poder contribuir a la felicidad de los demás", afirmó la mujer del Emperador, que por fin a principios de 2019 se pronunciaba por primera vez sobre su enfermedad abiertamente: "Me gustaría continuar los esfuerzos para mejorar mi salud y dedicarme a tareas públicas tanto como pueda".

Los Príncipes Naruhito y Masako de Japón y la Princesa AikoLos Príncipes Naruhito y Masako de Japón y la Princesa Aiko

Ambos son padres de una niña llamada Aiko que, desafortunadamente, no podrá convertirse en la próxima Emperatriz de su país, puesto que el ascenso a dicho puesto solo está permitido para los miembros varones de la familia. Sin duda una complicada situación que tuvo mucho que ver en el malestar de la Emperatriz consorte, quien se sentía culpable por no haber dado a luz a un varón. No obstante, aceptada ya la situación, los siguientes en la línea de sucesión son el hermano del Emperador Naruhito y por ende, su sobrino.

Emperador por adelantado

De cualquier forma, por fin Akihito de Japón ha conseguido ver cumplido el que llevaba siendo su deseo desde hacía dos años: la abdicación. Son muchos los problemas de salud de los que se ha visto aquejado el hasta ahora Emperador y, finalmente, el Parlamento nipón aprobó la ley que ha permitido el traspaso de poderes al Príncipe Naruhito. Cabe recordar que la legislación del país no preveía en su normativa el traspaso de poderes y, de esta forma, Japón da un paso adelante en sus intenciones progresistas.

Los Emperadores de Japón en WindsorLos Emperadores de Japón en Windsor

Lo cierto es que es la primera vez a lo largo de los más de 200 años de dinastía nipona que un líder dimite de su puesto, pero los continuos achaques de Akihito así lo demandaban. En los últimos tiempos se ha tenido que ausentar de numerosos actos oficiales, así como la pedida de Ayako de Takamado, hija de su primo Norihito, se vio alterada por el accidente cerebrovascular del que fue víctima. De manera que, esta nueva era, encabezada por el Emperador Naruhito, se denominará Reiwa, que significa "el nacimiento de una civilización donde los seres conviven en armonía", tal y como aclaró el Primer Ministro del país, Shinzo Abe.

Te puede interesar