Demi Lovato y Selena Gomez: la historia de una amistad con numerosas idas y venidas

AMIGUÍSIMAS

Demi Lovato y Selena Gomez: la historia de una amistad con numerosas idas y venidas

Se conocieron en el año 2000 y desde entonces no se han separado, aunque su relación ha pasado por situaciones desagradables.

Demi Lovato y Selena Gomez: la historia de una amistad con numerosas idas y venidas

No es extraño encontrar estrellas de Hollywood que mantienen una muy buena amistad desde que se conocieron de pequeñas en algún estudio de grabación. Es el caso de Selena Gomez y Demi Lovato, que han permanecido juntas desde que coincidieron en el año 2000 en el plató de 'Barney y sus amigos'. A partir de ese momento, un vínculo muy especial empezó a formarse entre ellas y parecía que nada podía interponerse entre estas dos chicas que derrochaban talento, pero la vida tenía otros planes preparados.

Gomez y Lovato empezaron a crecer juntas, tanto profesional como biológicamente, pero sin darse cuenta sus caminos empezaron a emprender recorridos diferentes. Enseguida dejaron de ser las chicas inocentes que Disney había vendido y se convirtieron en mujeres adultas con gustos, intereses y pensamientos muy diferentes que terminaron distanciando a las que parecían las colegas más incondicionales de la industria del entretenimiento. ¿Qué había pasado entre ellas? Era la pregunta que sus fans, desconsolados por su separación, no paraban de hacerse, incapaces de entender que nada es para siempre.

Selena Gomez y Demi Lovato se toman un batidoSelena Gomez y Demi Lovato se toman un batido

Todo iba bien hasta que un demonio rubio disfrazado de niña buena llegó a la vida de Gomez. No podía ser otra que Taylor Swift, que allá por el 2010 ya se podían contar por decenas las veces en las que la cantante y la actriz de 'Los magos de Waverly Place' habían sido vistas juntas. Lovato no pudo controlar sus celos y la idea de que su incondicional la pudiera estar sustituyendo por otra le comía por dentro. Los seguidores de este dúo de amiguísimas no tardaron en darse cuenta de que algo iba mal entre ellas, y una intrépida fan pidió a Demi que le dijera dónde estaba su colega. "Pregúntale a Taylor", sentenció la protagonista de 'Camp Rock'. Se mascaba la tragedia.

En las malas, ¿y en las buenas?

Así, ambas empezaron a hacer vidas separadas y a salir con nuevas amistades, aunque siempre estuvieron unidas frente a todas las adversidades que les ha tocado vivir, que no han sido pocas. De hecho, parece que tiene que ocurrir alguna tragedia para que alguna de las dos actrices se anime a levantar el teléfono para encontrar consuelo junto a su amiga. Así ocurrió cuando la madre de Gomez sufrió un aborto repentino, o cuando Lovato tuvo que entrar en un centro de rehabilitación por culpa de su depresión y de sus problemas de bulimia, momento en el que su colega fue uno de los pilares fundamentales en los que se apoyó. "Estoy muy feliz por ti. Sigues siendo honesta y valiente. Ojalá hubiese más gente como tú. Te quiero", apuntó Selena cuando Demi estrenó 'Simply Complicated', el documental en el que habla de todos sus trastornos.

La cantante y actriz Demi Lovato tras salir de rehabilitaciónLa cantante y actriz Demi Lovato tras salir de rehabilitación

Una vez recuperada, en 2014 Lovato tuvo que sacar fuerzas de donde no las tenía para prestarle unas cuantas a Gomez, que por aquel entonces estaba destrozada por su ruptura (una de ellas) con Justin Bieber. Aunque en ese momento ya habían puesto final a su relación, los dos cantantes seguían manteniendo una muy buena amistad, por lo que Selena no pudo disimular su preocupación cuando se enteró de que el rubiales canadiense estaba pasando la noche entre rejas después de haberse metido en problemas con la ley. ¿Qué hizo Demi para animar a su colega? Lo que cualquier amiga que se precie haría: llenar su vacío emocional con comida, y ambas fueron a cenar a uno de los mejores restaurantes de Florida para olvidar las penas que las azotaban.

Lovato, ¡aclárate!

Sin embargo, cuando parecía que las cosas entre ellas volvían a estar como siempre, la que canta 'Échame la culpa' junto a Luis Fonsi dejó de seguir a su amiga en las redes sociales sin motivo aparente. Nadie entendía que había pasado hasta que la actriz se dejó caer en el programa de Andy Cohen y arrojó algo de luz cuando fue preguntada sobre este nuevo distanciamiento. "Cuando eres joven y te vuelves mayor, cambias y la gente cambia. Tienes cosas en común y luego, de pronto, ya no. Es algo parte de la vida", sentenció. Pero esta filosofía le duró bien poco a Demi, y es que solo tuvo que pasar un año para que volviera a ser una de las followers de Gomez. Además, subió una divertida foto con ella en la que dejó claro que siempre serán colegas. "Mirad lo cool que nos hemos puesto para el verano... Amigas desde hace años, el mismo amor de siempre", agregó Lovato junto a la tierna postal.

La foto con la que Demi Lovato volvió a seguir a Selena Gomez en 2015La foto con la que Demi Lovato volvió a seguir a Selena Gomez en 2015

Pero no, las polémicas y los enfrentamientos no terminaron ahí, y Taylor Swift volvió a ser la protagonista de una nueva disputa entre Lovato y Gomez en 2016. Kesha acababa de perder el juicio contra su productor, al que demandó por acoso, y la princesa del country decidió regalarle 250.000 dólares como parte de un movimiento al que se sumaron numerosas mujeres famosas que se creían la versión de la cantante. Lejos de verlo con buenos ojos, Lovato criticó esta donación porque estaba "cansada de ver cómo las mujeres utilizan el feminismo y el empoderamiento de las mujeres para potenciar sus marcas sin ser en realidad las que se molestan en tener las conversaciones incómodas. Consigue llevar algo hasta el Capitolio o habla de verdad sobre algo que importe y entonces me sentiré impresionada", apuntó Demi en sus redes sociales, y claro, estas palabras no sentaron nada bien a Selena Gomez, muy amiga de la rubia.

De nuevo, en las malas

Después de esto, la protagonista de 'Programa de protección de princesas' se posicionó definitivamente del lado de Swift y nunca más se la volvió a ver junto a Lovato. Todo fue a peor cuando esta publicó en sus redes sociales una fotografía junto a Hailey Baldwin, la modelo con la que Justin Bieber se olvidó de Selena. Taylor y su panda se tomaron esto como una alta traición por parte de Demi y a ninguna de ellas les tembló el dedo a la hora de apretar el botón de 'unfollow' de sus redes sociales: la peor venganza de los millennials. Ahora sí que sí, parecía que ya nada podía reparar la deteriorada amistad entre las jóvenes estrellas, pero ocurrió algo inesperado que cambió por completo el rumbo de la historia: la sobredosis de Lovato.

Demi Lovato y Selena Gomez en los MTV Video Music Awards 2011Demi Lovato y Selena Gomez en los MTV Video Music Awards 2011

Después de guardar silencio al respecto durante varios meses, Selena Gomez se armó de valor y confesó a la prensa que ver a su amiga en ese estado le había destrozado y que, además, la había visitado en numerosas ocasiones. "Todo lo que tengo que decir es que fui a verla personalmente. No lo he hecho público porque no he querido hacerlo", reveló durante una entrevista para la revista Elle, y añadió: "La quiero, la conozco desde que tenía 7 años. Así que... Eso, eso es todo lo que diré". De este modo, la actriz ha demostrado que las rencillas han quedado olvidadas y que, a pesar de todo, siempre estará apoyando a su amiga en los malos momentos. Puede que ambas hayan conocido a otras personas con las que pasar el rato y compartir su día a día, pero en el fondo se siguen necesitando tanto como en los viejos tiempos.

Te puede interesar