Los 10 momentos más recordados de 'Camp Rock', la película de los Jonas Brothers y Demi Lovato

CHICOS DISNEY

Los 10 momentos más recordados de 'Camp Rock', la película de los Jonas Brothers y Demi Lovato

Fue una de las películas que marcó prácticamente a una generación que estaba enganchada a los chicos y chicas Disney.

Los 10 momentos más recordados de 'Camp Rock', la película de los Jonas Brothers y Demi Lovato

El universo Disney Channel hizo que muchos jóvenes de la época se quedaran prendados de sus series, de sus películas o de las canciones que plagaban sus míticas películas. Este es el caso de 'Camp Rock', una película musical protagonizada por los Jonas Brothers y Demi Lovato, que consiguió robar el corazón a todos los espectadores. En el año 2008, Shane y Mitchie consiguieron enamorar a todo el público con su romántica historia de amor, de esas que pocas veces ocurren en la realidad.

La película se enmarcaba en un campamento de verano llamado 'Camp Rock' al que Mitchie (Demi Lovato) podía asistir porque su madre se iba a ocupar del cátering. Durante toda su estancia en el campamento se siente avergonzada por no poder haber ido pagando la cuota y por no tener ningún tipo de experiencia musical, por lo que se siente obligada a mentir para integrarse con las 'populares' del lugar. Joe Jonas es el otro protagonista de la película, interpretando a Shane, líder de Connect 3 junto a Nick y Kevin y tremendamente arrogante y malcriado. La película dio grandes momentos, tanto románticos como desalentadores, pero que lograron encandilar al público adolescente.

1 Los sueños se cumplen

La película comienza con Demi Lovato demostrando que la música es su vida. Tiene un teclado en su habitación y su sueño sería ir al campamento musical más famoso. Sin embargo, la economía en casa de Mitchie Torres no es fabulosa y no pueden permitírselo. Sin embargo, los sueños hay veces que se cumplen y la madre de la protagonista le muestra un panfleto de 'Camp Rock' donde podrá asistir porque ella trabajará con el cátering. A cambio, tendrá que ayudarla con los asuntos propios de la cocina.

'Who will I be' es la canción que abre una película de ilusiones y de sueños por cumplir, algo que tratará de conseguir Demi Lovato en el campamento, a pesar de que no se lo pongan nada fácil y tenga que recurrir a la mentira por sentirse inferior a los demás, algo que en la adolescencia suele ocurrir bastante.

2 Joe Jonas: su baile y su actitud

El otro protagonista de la película era Joe Jonas, Shane, el líder de la banda Connect 3 junto a sus hermanos Nick y Kevin. Ellos hacen un papel algo más secundario pero no sería lo mismo sin los tres miembros de los Jonas Brothers. Shane llega de 'muy mala gana' al campamento y su actitud es de niño malcriado y arrogante. Su primera clase es uno de los momentazos de la película porque llega como una auténtica estrella del pop sabiendo que todos babean por él.

Shane comienza haciendo pasos a lo loco sin que nadie de los que están en la clase puedan seguirle, pero a medida que va pasando el rato todos comienzan a seguirle a la perfección. Sigue pareciendo un arrogante hasta que uno de los chicos que se encuentra allí se cae y se dirige a él para ayudarle a levantarse y preguntándole si lo suyo es la batería, algo que le gusta mucho. El corazoncito de Shane Grey se iba ablandando por momentos.

3 Su primera vez en público

Para Mitchie, cantar en público en solitario es un reto de lo más grande puesto que nunca lo ha hecho. Por eso, a su llegada al campamento se ve en desventaja respecto a los demás. Ella considera que no tiene la formación suficiente como para estar ahí y se avergüenza de sí misma. Precisamente por esto, un momentazo es cuando canta en solitario en una de las clases.

La cosa no comienza muy bien porque empieza cantando tan bajito que hasta el profesor le dice que apenas se la escucha. Sin embargo, cuando ya se lanza a capella con 'Who will I be' los demás compañeros de la clase se quedan bastante sorprendidos al percatarse de lo bien que canta. Ahí había futuro.

4 Esa voz tan bonita...

Hay veces que ciertas voces o melodías se quedan enganchadas a los pensamientos y que no se pueden quitar por más que se luche. Esto es lo que sucedió a Shane Grey cuando escuchó por primera vez a Mitchie cantar sin saber que era ella. Él huía de las fans y ella se refugiaba en su piano cantando en solitario.

Joe Jonas metido en la piel de Shane escuchaba atentamente escondido detrás de unos matorrales para evitar ser visto y sin poder ver quién era la persona que cantaba en el interior del edificio. El misterio se quedó sin resolver, ya que habría que esperar hasta el final de la película para que 'obrara el milagro'.

5 La escena que enamoró al mundo entero

Shane Grey está un poco cansado del tipo de música comercial que hace con su grupo y encuentra en Mitchie la persona en la que confiar y con la que siente que puede ser él mismo sin ataduras. 'Gotta find you' es la canción que Joe Jonas decide compartir con esa joven que le va robando poco a poco el corazón.

El tema es toda una declaración de amor que mantuvo en vilo a todos los adolescentes de la época ya que hablaba de una voz preciosa que no lograba sacarse de su cabeza, que resultaba ser la de la joven que tenía delante: Mitchie Torres. Las miradas, las sonrisas... Los dos demostraban que se estaban enamorando.

6 La harina

Demi Lovato lucha a lo largo de la película contra todo lo que se pone en su contra para evitar que alguien descubra quién es en realidad. Ella se ha creado una mentira en torno a su madre, asegurando que es la presidenta de Hot Tunes TV China, cuando en realidad es la cocinera del campamento. Esto no es motivo de vergüenza pero Mitchie se siente inferior a los demás por ello.

Si ninguno de sus compañeros la podía descubrir, mucho menos el gran Shane Grey, por eso, cuando este entre en la cocina para pedir algo, Demi Lovato se ve obligada a protagonizar uno de los momentos más divertidos de la película: la joven se lanza un saco de harina en la cara para evitar ser reconocida. Digno de recordar.

7 La gran mentira

Como en todas las películas de Disney Channel, tiene que haber un personaje que represente la maldad y esa era Tess, la popular del campamento que quería ganar a toda costa la grabación de la canción final. Por eso, no quiso desaprovechar la oportunidad de humillar a Mitchi ante todos sus compañeros en cuanto se enteró de que su madre era la cocinera del campamento.

Mitchie apenas podía contener las lágrimas cuando Tess trataba de sonsacarle que su madre trabajaba ahí, hasta que finalmente lo soltó. Tras ella, Shane Grey estaba completamente decepcionado porque sentía que, una vez más le habían utilizado por ser una persona famosa. Todos los fans de esta película soltaron una lagrimita en esta escena tan triste.

8 This is me: La canción que marcó la película

Aunque intentaron por todos los medios que Mitchie no participara en la 'Final Jam' implicándola hasta en un robo, finalmente logró participar en ella... y de qué manera. Era el final más esperado por todos y el vozarrón de Demi Lovato inundó todo el escenario con la canción 'This is me', una canción que ha marcado la película para siempre.

La joven habla de sí misma, es un canto a la libertad, a la felicidad para decidir a qué se quiere uno dedicar, a que da igual lo que la gente opine de uno mismo mientras se esté feliz consigo mismo. Todas estas cosas son las que los adolescentes necesitan escuchar, por eso 'This is me' se convirtió en la banda sonora de muchos y muchas jóvenes de la época.

9 ¡Es la canción!

En 'This is me' merece la pena dedicar un punto a parte a otro momentazo que hizo que todo el mundo disfrutara al máximo de la película. Shane Grey por fin había encontrado esa voz tan bonita que había escuchado un día sentada a un piano y no podía ser otra que Mitchie Torres. Sin poder contenerse comenzó a cantar 'Gotta find you' mezclada con 'This is me' y el colmo de la felicidad llegó con ellos cantando a dúo el temazo.

Los verdaderos fans de la película recordarán el momento: "¡That's the song!", decía Joe Jonas muy emocionado. El cantante se subía al escenario por sorpresa para cantar junto a la joven, que estaba encantada por el momento que estaba viviendo. Un medio cuento de hadas que finalmente se hizo realidad con ellos dos a la cabeza. Al terminar la película se volvieron a presentar, esta vez sin mentiras, llenando de felicidad a los espectadores.

10 La traca final

Y por fin llegamos al final y todo el mundo se une para cantar sobre el escenario 'We rock': malos y buenos, principales y secundarios, los Jonas Brothers al completo, todos bailaban y cantaban demostrando que la música, muchas veces, da la felicidad. Nadie se pudo resistir. 'Camp Rock' fue una película que marcó a muchos de los adolescentes de la época que, a día de hoy, la recuerdan con cariño y que, probablemente, cayeron en ver la segunda parte, aunque nunca podrá superar a la primera.

Te puede interesar