Sara Montiel

Sara Montiel

Nombre María Antonia

Apellidos Abad Fernández

Profesión Actriz

Edad murió a los 85 años (10/03/1928 - 08/04/2013) Piscis

Nació en Campo de Criptana (Ciudad Real), España

Biografía de María Antonia Abad Fernández

María Antonia Abad Fernández (conocida artísticamente como Sara Montiel o Saritísima) nació el 10 de marzo de 1928 en Campo de Criptana, pero a los pocos años la familia se trasladó a Orihuela (Alicante). Allí ingresó en el colegio que dirigían las Hermanas Dominicas, que le enseñaron a cantar.

En 1941 el periodista José Ángel Ezcurra la escuchó cantar y la animó a presentarse a un concurso de jóvenes talentos que se celebraba en Madrid y en el que ganó el primer premio interpretando la canción 'La morena de mi copla'. A partir de ese año se estableció en la capital, donde gracias a unas fotografías fue descubierta por el productor Vicente Casanova. Con él rodó su primera película: 'Empezó en boda' (1944).

En esta primera película compartía protagonismo con Fernando Fernán Gómez y fue a partir de entonces cuando adoptó el nombre artístico de Sara Montiel (por recomendación de Enrique Herreros). Durante la década de los 40 participó en varias películas, la mayoría de ellas con papeles secundarios, como 'Don Quijote de La Mancha' (1947) o 'Locura de amor' (1948). En ellas interpretaba siempre el papel de chica guapa, pero lo que ella realmente quería era desarrollar sus dotes interpretativas con papeles más desarrollados.

Fue en estos años cuando conoció al escritor Miguel Mihura, con el que mantuvo el primero de sus sonados romances y quien le animó a trasladarse a México para relanzar su carrera. Allí cosechó un gran éxito durante la década de los 50 con películas como 'Furia roja' (1951), 'El enamorado' (1952) o 'Piel Canela' (1953). Durante estos años se convertirá en una de las actrices más importantes de la 'Época de Oro' del cine mexicano, compartiendo numerosas escenas con galanes como Pedro Infante.

En 1954 decidió dar el salto a Hollywood, donde se estrenó con la película 'Veracruz' (1954). En ella interpretaba a una nativa americana y compartía pantalla con dos de los grandes actores del momento: Gary Cooper y Burt Lancaster. Su segunda gran película fue 'Serenade' (1956), en cuyo rodaje conoció al que se convertiría en su primer marido: el director de cine Anthony Mann. Se casaron en 1957 y se separarían en 1961 (la nulidad no llegaría hasta 1963).

La última película que rodó en Hollywood fue 'Yuma' en 1957, ya que ese mismo año se le ofreció en España protagonizar 'El último cuplé', dirigida por Juan de Orduña. El éxito de la película fue tal que Sara Montiel decidió abandonar su carrera en Estados Unidos y convertirse en una estrella en su país de origen. A esta película le siguió otro gran éxito: 'La Violetera' (1958). Fue entonces cuando la manchega llegó al culmen de su carrera, tanto en el cine como en la canción. En las siguientes películas se combinaría la exitosa fórmula de talento interpretativo y voz aterciopelada en títulos como 'Carmen la de Ronda' (1959), 'Mi último tango' (1960), 'Pecado de amor' (1961)...

En 1964 contrajo matrimonio en Roma con el empresario José Vicente Ramírez Olalla, pero él no aceptaba que su mujer siguiese trabajando como actriz una vez casada. Este fue el motivo por el que solo dos meses después de casarse pusieran fin a su relación. Sin embargo, no obtuvieron la nulidad hasta 1978.

A finales de los años 60 la carrera de Saritísima comenzó a decaer con producciones menores como 'Tuser Street' (1968), 'Esa mujer' (1969) o 'Varietés' (1971), que estaban muy alejadas de las astronómicas cifras de taquilla alcanzadas en la década anterior. Debido a esto y al inicio de una nueva forma de hacer cine (el destape), Sara Montiel decidió retirarse tras rodar la que sería su última película: 'Cinco almohadas para una noche' (1974).

Tras abandonar el cine decidió volcarse en su faceta como cantante y protagonizó numerosos espectáculos como vedette en el teatro y en la televisión. Fue en esos años cuando conoció al empresario teatral José Tous, con el que tras diez años de relación contrajo matrimonio en 1979. Juntos adoptaron a dos hijos: Thais (1979) y Zeus (1983). Gracias a las dotes empresariales de su marido, Sara Montiel remontó su carrera en el ámbito discográfico y publicó varios álbumes durante esos años. La relación duró casi 30 años, hasta que José Tous falleció víctima de un cáncer en 1992.

A partir de ese momento la vida de la artista dio un vuelco y ya nunca volvería a ser lo mismo. Hay quien dice que perdió el norte y que no supo sobrellevar la pérdida del éxito pasado, pero el caso es que durante los siguientes años se convertiría en un personaje del mundo del corazón que protagonizó sonoros escándalos como el matrimonio en 2002 con el cubano Tony Hernández. Un enlace que se disolvió en 2003 y que acabó con la venerada imagen de la actriz.

Sara Montiel viviría los siguientes años convertida en un mito viviente recurrente en los platós de televisión y que incluso a su avanzada edad decidió emprender nuevos proyectos artísticos. Durante sus últimos años de vida realizó diversas giras en las que volvía a cantar sus viejos éxitos.

Murió de forma inesperada el 8 de abril de 2013 a los 85 años en su residencia madrileña y fue enterrada al día siguiente en el Cementerio de San Justo (Madrid) tras haber recibido un caluroso homenaje en el Cine Callao.

Noticias de Sara Montiel

Fotos de Sara Montiel

Síguenos en redes