La reflexión de Anita Matamoros tras perder a un amigo y conocerse la enfermedad de su padre Kiko Matamoros

MOMENTO COMPLICADO

La reflexión de Anita Matamoros tras perder a un amigo y conocerse la enfermedad de su padre Kiko Matamoros

La joven ha publicado un texto muy emotivo en sus redes sociales mostrando sus sentimientos en un momento delicado de su vida.

La reflexión de Anita Matamoros tras perder a un amigo y conocerse la enfermedad de su padre Kiko Matamoros

El primer año como mayor de edad de Anita Matamoros ha sido una montaña rusa de emociones. La hija de Makoke ha estado viviendo fuera de España y entre tanto se ha enfrentado tanto a momentos buenos como a momentos que no lo han sido tanto. Envuelta en polémicas sin querer, ha estado en medio de los problemas de sus padres, quienes se divorciaron tras estar más de veinte años juntos.

Para ella ha sido un duro varapalo saber que su padre tiene varios tumores en la vejiga por los que deberá de er intervenido, y no solo eso, sino que ha perdido a un buen amigo, quien ha fallecido durante un accidente e sus vacaciones en Tailandia. A propósito de estos momentos tan complicados para ella, ha compartido una larga reflexión algo ambigua y sin dejar claro a todo lo que se refiere, pero que deja entrever cómo le ha afectado todo.

Kiko Matamoros y Anita Matamoros en MilánKiko Matamoros y Anita Matamoros en Milán

Las palabras de la influencer son las siguientes: "A veces la vida decide darnos las lecciones más duras en los que se supone que deberían ser nuestros mejores momentos. Hace un año no me hubiese imaginado estar donde estoy, o mejor dicho, como estoy. Muchas cosas han cambiado en el último año, parecía que el tiempo se ralentizaba con las malas noticias, así como también se aceleraba en los buenos momentos, que han sido muchísimos. Pero siendo realistas, este último año ha pasado volando, arrasando como un tornado lo que conocía como mi vida y dejando recuerdos nuevos, así como escombros que seguro seré capaz de reconstruir. Lo voy a intentar, haremos lo que mejor sabemos hacer, ser fuertes, estar unidos y seguir caminando".

Una enseñanza muy valiosa

Por otro lado, ha seguido diciendo sobre sus sentimientos: "No dejo de pensar que la vida quiere recordarme que es algo frágil y perecedero que debo disfrutar, y que de cada momento malo aprenderé una lección que quizá no quería aprender, al menos no de esa manera. Por eso os invito a no meteros nunca en la cama con la palabra en la boca ni con un pensamiento negativo sino siempre con la conciencia tranquila ya que es la única manera de alcanzar la felicidad y a vivir cada día como una nueva oportunidad, a querernos, cuidarnos y valorar más las cosas, personas y sobretodo los momentos".

Te puede interesar