Noah cumple 5 años: el guerrero de Michael Bublé y Luisana Lopilato sopla su tarta de cumpleaños más especial

UN AÑO MUY ESPECIAL

Noah cumple 5 años: el guerrero de Michael Bublé y Luisana Lopilato sopla su tarta de cumpleaños más especial

La familia Bublé Lopilato celebra el cumpleaños más especial de su hijo mayor Noah tras haber superado un cáncer de hídago.

Noah cumple 5 años: el guerrero de Michael Bublé y Luisana Lopilato sopla su tarta de cumpleaños más especial

La historia de amor de Michael Bublé y Luisana Lopilato empezó como un auténtico cuento de hadas. Tan seguros estaban de que su amor es para toda la vida que se dieron el 'sí quiero' tres meses en dos meses: 31 de marzo de 2011 por lo civil en Buenos Aires, el 2 de abril fue la boda religiosa y el 31 de mayo volvieron a casarse en Canadá. Desde entonces pasaron dos años hasta que anunciaron que iban a ampliar la familia con la llegada de su primer bebé, un niño que nació el 27 de agosto de 2013 y al que pusieron por nombre Noah, un guerrero que, por desgracia, les ha dado una gran lección de vida. Ahora celebran sus cinco años más emocionados que nunca.

Michael Bublé con su hijo mayor NoahMichael Bublé con su hijo mayor Noah
Desde que el pequeñajo llegó a sus vidas sus padres tuvieron claro que iban a dedicarle el máximo tiempo posible, compaginando y conciliando todo lo posible su paternidad con sus carreras profesionales en el mundo de la interpretación y la música. De hecho, durante su tour de 2014, el cantante contó con la presencia de su mujer y su hijo. Ya en enero de 2016 ampliaron la familia con la llegada de su segundo hijo, Elías Bublé. Su felicidad era completa hasta que en octubre de 2016 Noah se puso malito.

El hijo mayor del matrimonio padecía fiebres altas que en un primer momento atribuyeron a unas posibles paperas. Más tarde se creyó que padecía mononucleosis. Pero posteriores pruebas dieron lugar al fatal desenlace: Noah Bublé tenía cáncer de hídago y rápidamente debía comenzar un tratamiento de quimioterapia al que el pequeño de tres años se sometió en un centro de Estados Unidos. Para evitar cualquier tipo de especulación puesto que tanto Michael Bublé como Luisana Lopilato cancelaron instantáneamente todos sus compromisos profesionales, la pareja decidió enviar un comunicado a los medios contando que su hijo estaba enfermo y que iban a dejarlo todo por él.

"Estamos devastados por el reciente diagnóstico de cáncer de nuestro hijo mayor Noah, quien se encuentra actualmente en tratamiento en los Estados Unidos. Siempre hemos hablado mucho sobre la importancia de la familia y el amor que tenemos por nuestros hijos. Luisana y yo vamos a dedicarle todo nuestro tiempo y atención a ayudar a Noah a ponerse mejor, suspendiendo nuestras actividades profesionales por ahora. Durante este difícil momento, les pedimos que oren por él y que por favor respeten nuestra privacidad. Tenemos un camino largo por delante y esperamos que con el apoyo de nuestra familia, amigos, fans alrededor del mundo y nuestra fe en dios, podamos ganar esta batalla", publicó Bublé en su cuenta de Facebook.

Un guerrero con mucha fuerza

Desde entonces se volcaron íntegramente en el pequeño, dando pequeñas pinceladas de cómo se iba encontrando a medida que iba pasando etapas de la enfemerdad y superando los diferentes tratamientos. Asimismo, durante esos complicadísimos meses su tía Daniela Lopilato ejerció de portavoz de la familia, siendo ella la encargada de comunicado que el cáncer que padecía el pequeño era de hígado y no una leucemia como se había comentado tras saltar el comunicado oficial.

Michael Bublé junto a su mujer Luisana Lopilato y su hijo Noah de paseoMichael Bublé junto a su mujer Luisana Lopilato y su hijo Noah de paseo
"El cáncer es una enfermedad horrible, pero tenemos fe en que Noah va a salir adelante. Lo sabemos. Llegó la hora de empezar un tratamiento que será largo y muy duro, pero que hay que pasar. Dicen que los niños suelen ser fuertes para soportar la quimioterapia... y mi sobrino es un guerrero", comentó en una de sus intervenciones. Y así fue, los meses fueron pasando y su familia iba estando cada vez más positiva, asegurando que el pequeño estaba asimilando bien el tratamiento y que las cosas marchaban por el buen camino.

Con la llegada de la primavera empezaron a sucederse las buenas noticias. Darío Lopilato comentó que su sobrino estaba "muy bien", algo que corroboraron sus felices padres, que regresaron a Argentina después de los meses de lucha en Estados Unidos y que volvieron poco a poco a recuperar sus carreras profesionales. De hecho, tal era la felicidad familiar, que el matrimonio decidió tener un tercer hijo.

La emotiva llegada al mundo de Vida

No obstante, y aunque la noticia se filtró a principios de diciembre, la pareja no quiso hablar del tema -aunque la futura mamá sí presumía de barriguita- hasta que empezó la cuenta atrás para convertirse en familia numerosa. "Tendré a mi primera hija en tres semanas. Nunca había dicho eso en público. Tengo a una hija en camino", contó Bublé en una entrevista en una radio irlandesa.

Y a finales de julio llegaba el gran momento de ver la carita a la pequeña. Una pequeña que llegó el peor momento de sus vidas para sacarles, ya desde la barriguita, esa sonrisa que les costaba sacar desde el día que les dijeron que su hijo mayor tenía cáncer.

De hecho no podían haber elegido mejor nombre para describir todo lo vivido: "Te amamos hasta el infinito y más allá. Te esperábamos no solo para crecer como familia... nos diste luz, esperanza, en fin sos y serás nuestra Vida del alma!!", reveló la pareja al anunciar que habían sido padres por tercera vez.

Así han hablado del peor momento de sus vidas

Y ahora que todo ha pasado y que vuelven a ser, ahora los cinco, muy felices, tampoco pueden olvidar todo lo que han pasado porque ha sido demasiado doloroso. Así lo quiso manifestar públicamente Michael Bublé en una emotiva entrevista que concedió en el Herald Sun. En ella confesó que le cuesta mucho hablar "de toda la historia" porque le duele "demasiado" porque "es mi niño, un superhéroe, no necesita revivirlo una y otra vez".

No obstante, no se andó con rodeos y fue muy claro sobre los sentimientos que vivió: "He estado en el infierno y, ¿sabes qué? El infierno es un lugar maravilloso en comparación con donde nosotros hemos estado", declaró al tiempo que aseguró que ya "no tengo miedo" y que también la enfermedad de su hijo le ha dado una nueva perspectiva de la vida: "La perspectiva me ha permitido reavivar mi amor por la música. Voy a volver a lo que estaba destinado a hacer. Voy a volver a un mundo que necesita amor, romance y risas. Voy a ser un conducto para eso".

Y dicho y hecho. El artista volvió a los escenarios y además lo hizo con la mejor compañía posible. A mediados de julio Michael Bublé dio un concierto en el British Summer Time y, por sorpresa, el artista recibió a su pequeño mientras todo el público lo celebraba con un 'olé, olé, olé'.

Te puede interesar