El gran dilema de Kim Kardashian: tener un tercer hijo pero sin poner en peligro su vida

EN PELIGRO

El gran dilema de Kim Kardashian: tener un tercer hijo pero sin poner en peligro su vida

La estrella de 'Keeping Up With The Kardashians' ha confesado que los médicos le han advertido que si tiene otro hijo, su vida correría mucho peligro.

El gran dilema de Kim Kardashian: tener un tercer hijo pero sin poner en peligro su vida

La familia Kardashian es muy conocida por estar formada por numerosos miembros, no sólo por parte de Kris Jenner, que acumula seis hijos, cuatro con Robert Kardashian y dos con Bruce Jenner; sino también por el resto de miembros. Parece ser que quedarse embarazada es un tema muy delicado y peligroso para Kim Kardashian. En 2015, el programa 'Keeping Up With The Kardashians' mostró todos los problemas que tuvo la modelo para enfrentarse a la idea de la maternidad junto a su marido Kanye West.

Kim Kardashian y Kanye West junto a sus hijos North y Saint WestKim Kardashian y Kanye West junto a sus hijos North y Saint West

En el nuevo avance de su reality show ha querido revelar su deseo de volver a ser madre, confesando que ya está intentando dar un hermano a sus dos hijos: "Quiero que mis hijos tengan otro hermanito, pero los doctores me han dicho que no creen que esta idea sea algo seguro para mí y mi salud". Esta situación se debe a las numerosas dificultades que ya vivió al dar a luz a North y Saint, en los que tuvo un desprendimiento de placenta.

Este tipo de problema supondría una complicación que podría agravarse y afectar peligrosamente a su tercer embarazo. La modelo confesó que fue a finales del pasado 2016 cuándo comenzó a pensar con su marido en la posibilidad de ampliar la familia West, a lo que su médico le advirtió: "Nunca sabes si podrás tener el mismo tipo de problema. Esta vez podría ser algo más serio, siempre corres un poco de riesgo. Hay situaciones donde la placenta retenida es una cuestión de vida o muerte".

Kanye West y Kim Kardashian con su hija North West de camino a un cumpleaños en Los ÁngelesKanye West y Kim Kardashian con su hija North West de camino a un cumpleaños en Los Ángeles

Una de las principales causas de esta complicación se debe a las numerosas operaciones de cirugía estética que se ha realizado para mejorar su forma física. La modelo no cuenta con el apoyo de su madre, ya que Kris Jenner no se considera nada a favor de la idea de la mujer de Kanye West de ser madre por tercera vez, ya que está muy preocupada por la salud de su hija y no quiere que se vuelva a poner en peligro.

Pensó en la gestación subrogada

Debido a que durante el embarazo de North, la modelo sufrió preeclampsia, una complicación que elevaba la presión arterial tanto de la actriz como de la pequeña, algo que le hizo adelantar el parto seis semanas. Debido a todos estos problemas, a la hija de Kris Jenner se le ocurrió la idea de optar por la maternidad subrogada.

Kim, Khloe, Kourtney Kardashian junto a Kendall Jenner y North West en el desfile de Kanye WestKim, Khloe, Kourtney Kardashian junto a Kendall Jenner y North West en el desfile de Kanye West

Su hermana Khloé intentó animarla con esta idea mostrándole que una de las ventajas de tener un niño por alquiler es que puede tener el bebé durante todo el año y nunca nadie iba a saberlo. A la mediana de las Kardashian le aterraba la idea de no quererlo igual que a sus otros hijos simplemente por el hecho de no haberlo dado a luz ella misma.

Te puede interesar