Jimmy Kimmel rompe a llorar al desvelar el calvario que vivió su hijo recién nacido: "Fue aterrador"

SANO Y SALVO

Jimmy Kimmel rompe a llorar al desvelar el calvario que vivió su hijo recién nacido: "Fue aterrador"

Jimmy Kimmel ha querido contar en su programa que su hijo padece una cardiopatía congénita por la que se tuvo que someter a una cirugía a corazón abierta con tan solo una semana de vida.

Jimmy Kimmel rompe a llorar al desvelar el calvario que vivió su hijo recién nacido: "Fue aterrador"

El 5 de diciembre de 2016, el presentador norteamericano Jimmy Kimmel desvelaba en su programa que él y su mujer Molly McNearney estaban esperando un hijo. Cuatro meses y dieciséis días más tarde, el gran acontecimiento se producía. El exitoso presentador y su mujer daban la bienvenida a su hijo William Billy Kimmel el 21 de abril de 2017. Las primeras informaciones que salieron a la luz confirmaban que tanto el bebé como la mamá se encontraban perfectamente.

Pero la realidad era totalmente diferente. El pasado lunes 1 de mayo como en todos sus programas, Jimmy Kimmel en uno de los momentos del show realizó un monólogo delante de todas las cámaras del plató. Nadie sabía que lo que iba a relatar dejaría a todo el público que se encontraba en plató y a la audiencia que estaba viéndole a través de la televisión sin palabras. El empresario comenzó a relatar: "Lo llamamos Billy, tan solo seis empujones y él estaba fuera, parecía un bebé normal y saludable" y justo en ese momento, su voz se quebró.

Jimmy Kimmel relatando muy emocionado el calvario vivido Jimmy Kimmel relatando muy emocionado el calvario vivido

Según relato en su alegato, después del parto tanto su mujer, como él, como el recién nacido, subieron a la habitación del hotel donde la otra hija del matrimonio se encontraba esperándoles. Todo parecía normal y correcto hasta que la enfermera encargada de los cuidados de los pacientes se percató de un detalle. "Mi esposa estaba en la cama, una enfermera muy atenta del hospital escuchó un murmullo en su corazón y se dio cuenta de que algo no marchaba bien. El equipo vio que el bebé no estaba recibiendo el oxígeno suficiente en su sangre. Fue un momento aterrador en el que ni mi mujer ni yo sabíamos qué estaba pasando" desvelaba el presentador.

Todo sobre ruedas

Afortunadamente, los doctores y las enfermeras detectaron a tiempo que el niño tenía una cardiopatía congénita. El mismo lunes 1 de mayo, el pequeño se sometió con éxito a una operación a corazón abierto en la que todo salió como estaba previsto. "Tiene que someterse a otra cirugía dentro de unos 3-6 meses. Pero será mucho menos evasiva" desvelaba el emocionado padre. Después de contar que su pequeño hijo ha salido adelante, Jimmy Kimmel quiso recuperar el sentido del humor que tanto le caracteriza: "Pobre chico, no solo ha conseguido un corazón malo sino que también ha heredado mi cara".

Jimmy Kimmel y Molly McNearneyJimmy Kimmel y Molly McNearney

Además, también quiso agradecer todo el apoyo recibido durante los últimos días. "Cada uno de mis amigos han estado al cien por cien. Han orado por nosotros, hasta algunos que no creían en Dios le han rezado. No me gusta decir estas cosas pero hasta ese hijo de puta de Matt Damon me ha enviado flores" desvelaba un muy emocionado Jimmy Kimmel. El presentador también tuvo unas palabras para su mujer a la que le quiso agradecer todo el apoyo que habían compartido: "Por encima de todo, quiero dar las gracias a mi mujer. Por ser tan fuerte, sensata, positiva y cariñosa durante la peor pesadilla que una madre puede experimentar. Estoy tan feliz y contento de haber tenido este bebé juntos". Como es normal, durante los próximos días el conductor del programa permanecerá alejado de los focos y dedicará todo su tiempo a su mujer y a su hijo. Eso sí, el programa contará con varios presentadores sustitutos que intentarán entretener y divertir al público de la misma manera que Jimmy Kimmel.

Te puede interesar