Harvey Weinstein pierde a un cuarto abogado en seis meses

#METOO

Harvey Weinstein pierde a un cuarto abogado en seis meses

El exproductor de Hollywood que se encuentra en pleno juicio por abusos sexuales está viviendo una etapa complicada con su defensa.

Harvey Weinstein pierde a un cuarto abogado en seis meses

A casi dos años de que se iniciase el movimiento #MeToo con la denuncia pública de los abusos sexuales llevados a cabo por el ahora exproductor de Hollywood, Harvey Weinstein, y dando comienzo así el caso Weinstein que lo llevó a caer en desgracia, las cosas no dejan de ir a peor. En pleno caso penal abierto en su contra por acoso sexual en la corte criminal de Manhattan, el acusado ha perdido a su cuarto abogado en seis meses.

El abogado en cuestión, Jose Baez, comunicó su decisión de retirarse de la defensa en unos documentos enviados a la propia corte criminal donde se encuentra el caso en fase e instrucción. El motivo habría sido la contratación de otro letrado para añadirse a la defensa, según comentan varios medios estadounidenses. "El señor Weinstein se ha comportado de tal manera que hace complicado seguir adelante con su representación de forma efectiva, insistiendo en medidas con las que tengo serías discrepancias", escribía el propio Baez en la carta enviada al juez. En ella menciona también que fue incluso amenazado "con acciones legales contra su propio despacho" a través de otro de los abogados.

Harvey Weinstein junto a su abogado en el juicio del 30 de mayo en la Corte de Nueva YorkHarvey Weinstein junto a su abogado en el juicio del 30 de mayo en la Corte de Nueva York

La de defensa de Harvey Weinstein se armó en un comienzo capitaneada por el penalista Ben Brafman quien, ese en el mes de enero, renunció. Fue entonces cuando se formó una nueva defensa con Baez a la cabeza y del que ya han salido Pamela Mackey, Duncan Levin y Ronald Sullivan. Tras esta cuarta salida, el equipo sigue formado por Arthur Aidala, Marianne Bertuna y Diana Fabi Samson, quienes acompañarán al acusado el próximo 9 de septiembre que se retomará el juicio por abusos sexuales.

Posible pena de cadena perpétua

La pena máxima a la que se enfrenta es la de cadena perpetua ya que se le acusa de cinco cargos por haber obligado a una mujer a realizar sexo oral en el año 2006 y por haber violado a otra en 2013. Más allá de estos dos casos que se están procesando, desde que se destaparon las primera atrocidades en un artículo de The New York Times en 2017, un centenar de mujeres entre las que se encuentran grandes nombres como Angelia Jolie, Uma Thurman y la última en sumarse, Madonna, que aseguró que el productor se sobrepaso con ella en los años 90 durante la grabación del documental 'Con Madonna en la cama'.

Te puede interesar