Emma Roberts cuenta que tiene endometriosis y que casi se queda estéril antes de quedarse embarazada

SUFRIÓ MUCHOS DOLORES

Emma Roberts cuenta que tiene endometriosis y que casi se queda estéril antes de quedarse embarazada

La actriz ha contado lo mal que lo pasó por sus problemas de salud, aunque por suerte vio la luz cuando acudió a una buena especialista.

Emma Roberts cuenta que tiene endometriosis y que casi se queda estéril antes de quedarse embarazada

Emma Roberts está embarazada de su primer bebé y durante esta dulce espera ha concedido una entrevista única a la revista Cosmopolitan, protagonizando de esta manera su portada y convirtiéndose en la primera embarazada en hacerlo. La actriz ha compartido la imagen de la revista en su cuenta de Instagram y ha sido en esta entrevista en la que ha contado cómo se ha podido quedar embarazada.

Emma Roberts en la portada de CosmopolitanEmma Roberts en la portada de Cosmopolitan

La actriz ha develado que sufre endometriosis desde que era una adolescente, es decir, que crece de manera anormal el tejido endometrial. Este padecimiento la obligó en sus años de instituto a quedarse en casa cuando le venía la regla por los fuerte dolores que sufría. "Siempre he sufrido períodos y retortijones que me debilitaban, tan fuertes que faltaba a clases y, más tarde, me obligaban a cancelar reuniones", ha contado al respecto.

Roberts sintió que su primer médico la tachó en más de una ocasión de exagerada: "Con veintitantos, sentí que tenía que cambiar a una médico mujer. Fue la mejor decisión que he tomado. Pidió pruebas, me mandó a un especialista. Por fin, había pruebas de que no estaba siendo dramática", ha añadido.

Emma Roberts paseando embarazo por Los ÁngelesEmma Roberts paseando embarazo por Los Ángeles

Fue en ese momento cuando fue diagnosticada, y la endometriosis puede llegar incluso a ocasionar la infertilidad, es más, ella se asustó en el momento en el que pensó que podría no llegar a ser madre. "Me quedé impactada. Parecía que se iba a quedar para siempre, y sentía que había hecho algo malo", ha dicho al respecto. Fue ahí cuando su doctora le sugirió que congelase sus óvulos, algo que para ella fue un proceso difícil.

"De repente, se abría todo un mundo nuevo de conversaciones sobre ella, infertilidad, abortos naturales, miedo a tener hijos. Agradecí tanto descubrir que no estaba sola", ha contado puesto que conoció a personas que estaban pasando por lo mismo que ella. Y es que son muchas las mujeres que pasan por esta dolencia, se calcula que afecta a dos millones de mujeres en España y que la mayoría lo desconoce porque la confunden con los dolores menstruales.

Lo mejor es no hacer planes

Gracias a los consejos de su doctora y de un buen diagnóstico, pudo quedarse embarazada: "Suena cursi, pero en el momento que dejé de preocuparme por esto, nos quedamos embarazados", eso sí, decidieron ser cautos y no revelar la noticia hasta que no hubiera riesgo de aborto. "Lo reservé para mí misma, mi familia y mi pareja, sin hacer grandes planes por si no salía bien. Este embarazo me ha hecho darme cuenta de que el único plan que se puede tener es no tener ninguno", ha concluido en la entrevista.

Te puede interesar