Angelina Jolie se sincera sobre su ruptura con Brad Pitt: "Me había convertido en algo insignificante"

MALOS MOMENTOS

Angelina Jolie se sincera sobre su ruptura con Brad Pitt: "Me había convertido en algo insignificante"

La actriz se sincera y confiesa como se sintió ella cuando su divorcio se convirtió en el tema de conversación en todo el mundo.

Angelina Jolie se sincera sobre su ruptura con Brad Pitt: "Me había convertido en algo insignificante"

Angelina Jolie y Brad Pitt, apodados como 'Brangelina', eran a ojos del mundo la pareja perfecta: era dos de las personas más atractivas de Hollywood, acaparaban todos los flashes en las alfombras rojas, habían formado una familia idílica adoptando a varios niños de diferentes nacionalidades... pero tras más de seis años de relación y dos casados, en 2016 llegaba la inesperada noticia de su divorcio.

Brad Pitt y Angelina Jolie el día de su bodaBrad Pitt y Angelina Jolie el día de su boda

La pareja perfecta pasó a convertirse en dos enemigos luchando en los tribunales por ver quién salía mejor parado de todo esto. Ninguno de los dos fue nunca de hablar mucho de la intimidad de su relación, aunque desde que se separaron si que se fueron conociendo algunos detalles como los problemas de adicción de Brad Pitt y la mala relación que este tiene con alguno de sus hijos.

Ahora, a través de una entrevista al periódico francés Le Figaro, es la actriz la que cuenta como vivió ella este duro proceso de separación tras muchos años de silencio. Jolie asegura que en el momento de tomar la decisión del divorcio e inmediatamente después fue uno de los peores momentos de su vida a nivel personal: "Fue un momento complicado, ya no me reconocía. Me había convertido en... cómo decirlo, más pequeña, insignificante, aunque eso no se viera", reconoce: "Sentía un tristeza profunda y verdadera, estaba herida".

"Sentía un tristeza profunda y verdadera, estaba herida"

En este momento y más que nunca, la actriz se volcó en sus hijos y priorizó su educación por encima de cualquier cosa, incluso su trabajo: "Mi vida entera y mis decisiones condicionan las de mis hijos. Sus necesidades y prioridades son mi prioridad, estoy atenta a todo los que les pueda influenciar o hacer daño". Por este mismo motivo y para que sus hijos tuviesen una vida más estable, Jolie decidió establecer su residencia en Los Angeles, ciudad en la que Brad Pitt quiso seguir viviendo, y que sus hijos siguiesen teniendo a su padre cerca.

Angelina Jolie junto a sus hijos en un viaje a CamboyaAngelina Jolie junto a sus hijos en un viaje a Camboya

Una decisión difícil ya que la actriz hubiese preferido vivir en cualquier otro lugar en el que se sentiría mucho más cómoda, como los lugares en los que tiene nacionalidad, como Europa o Camboya. "París... es una vida diferente, pero no es mi día a día, desgraciadamente", le reconocía al medio francés. Y aunque priorizó todo por ser madre, la actriz reconoce que tras el divorcio una de las mejores decisiones que tomó fue interpretar el papel de 'Maléfica'. "Encarnar un personaje poderoso puede verdaderamente ayudar a reconstruirte cuando no te sientes en tu mejor momento", confesó.

Te puede interesar