Álex Lequio retoma su tratamiento en aislamiento apoyado por sus padres

CONTINÚA LA LUCHA

Álex Lequio retoma su tratamiento en aislamiento apoyado por sus padres

El joven ha publicado una graciosa foto de sus padres, tomándose con humor un momento que no es nada fácil para él.

Álex Lequio retoma su tratamiento en aislamiento apoyado por sus padres

Parece que los días de relax se han acabado -de momento- para Álex Lequio. El hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio ha vuelto a retomar su tratamiento según ha publicado a través de su cuenta de Instagram. El joven empresario ha viajado hasta Pamplona, lugar donde se encuentra uno de los centros oncológicos más importantes de España, para ponerse en mano de los médicos.

Junto a él han ido sus padres, quienes son su apoyo principal en un momento tan complicado como este. Lo cierto es que Lequio siempre se ha mostrad muy positivo y a pesar de estar aislado, se lo ha tomado con humor publicando una imagen de sus padres a través de un cristal vestidos de arriba abajo con un traje verde típico en los hospitales y mascarillas. junto a la divertida estampa, escribía: "Expediente X: El Aislamiento. Próximamente en los mejores cines. Ánimo a tod@s l@s luchadores/as".

Alessandro Lequio y Ana Obregón apoyando a Álex Lequio durante su tratamientoAlessandro Lequio y Ana Obregón apoyando a Álex Lequio durante su tratamiento

Poco antes había sido su madre la que había publicado una imagen con su hijo recalcando lo gran luchador que es, y escribiendo: "Le rompieron las alas y siguió volando. Pero esta vez mucho más alto. Orgullosa de ti, de tu empresa @polarmarketingroup y de tu forma de luchar cada día".

Vuelta a la rutina entre tratamiento y tratamiento

Recientemente el joven reaparecía públicamente en un evento en el que mostró su agradecimiento por el apoyo que ha recibido así como el cariño en los últimos meses, ya que ha estado en Nueva York tratándose por su enfermedad. Por otro lado, su padre se ha emocionado con este paso que ha dado su hijo, puesto que es mu buena señal que quiera ir volviendo a la rutina, aunque tiene un poco de miedo porque piensa que tiene que ir más despacio.

Te puede interesar