Violeta debe abandonar 'Supervivientes 2019' por sus problemas de salud

DECISIÓN MÉDICA

Violeta debe abandonar 'Supervivientes 2019' por sus problemas de salud

La valenciana, evacuada desde la octava gala, tiene que regresar a España ya que las condiciones del reality de supervivencia no son favorables para su recuperación.

Violeta debe abandonar 'Supervivientes 2019' por sus problemas de salud

Después de cinco días de incertidumbre, la continuidad de Violeta Mangriñán en 'Supervivientes 2019' se resolvió el pasado martes 18 de junio en el programa 'Tierra de Nadie'. Tal y como comunicó Carlos Sobera nada más comenzar la gala, los doctores han decidido que la extronista de 'Mujeres y Hombres y Viceversa' debe abandonar el concurso y regresar a España, ya que no es posible seguir tratándola en Honduras.

Ajena a la noticia, Violeta saludó al presentador desde la cabaña presidencial, donde se encontraba apartada de la convivencia desde el pasado jueves, cuando fue evacuada de la playa tras sufrir una fuerte bajada de tensión. Dos días después de contar, vía telefónica, en 'Conexión Honduras', que estaba esperando los últimos resultados, la de Valencia recibió la peor de las noticias tras contar cómo se encontraba.

"Del jueves ahora no hay color. Estoy mucho mejor. Tengo mis pequeñas molestias, pero con el tratamiento ya... ¡Yo con ganas de volver al Cayo porque necesito dormir en el suelo!", dijo la ya concursante con una alegría que le duró poco. "Violeta, tengo que darte una noticia. Es tu último parte médico y quiero que escuches con atención por favor", le pidió el conductor del programa antes de proceder a leerlo.

"Desde tu llegada has debido ser tratada en varias ocasiones, pero la cosa no es tan favorable en esta ocasión: Presentas un cuadro que impide tu continuidad en el concurso", anunció el presentador, para sorpresa de Violeta, que se quedó en shock y tardó unos segundos en asimilar la noticia. "Tras valorar todas las diferentes y exhaustivas pruebas que se te han realizado, la mejor opción es tu regreso a España para una valoración y estudio y una recuperación que todos deseamos que sean tan rápida como buena. Lo siento mucho, Violeta", añadió Sobera al tiempo que la joven, de 25 años, se derrumbaba por completo.

"Queda nada, queda nada de concurso... Por favor, no me puedo ir ahora. Por favor, te lo suplico", pedía Violeta, totalmente desesperada. "La salud es lo primero. Cualquier cosa que te diga no te va a valer... Es prescripción facultativa. Las condiciones del concurso no son favorables para tu recuperación", repetía Carlos Sobera antes de darle la palabra a Elvira, la madre de la concursante.

"Violeta, la salud es más importante que el reality. Sé fuerte. Eres una campeona y una súper superviviente y tienes mucho apoyo fuera, muchísima gente que te queremos, pero entiéndelo. Tu salud es más importante que todo esto", le decía Elvira a su hija. "No me puede fastidiar ahora esta mierda... Mamá, no me merezco esto. ¡Tenía que ganar, mamá!", decía Mangriñán, completamente deshecha en lágrimas.

"Es una noticia dura, Violeta. En la ceremonia de salvación de hoy, el público había decidido salvarte. Quédate con eso, eso quiere decir algo muy importante que es que el público te valora y apoya", dijo el presentador tratando de animarla, pero, descubrir que la audiencia la había salvado de la expulsión, solo hundió más a la ya exconcursante. "¡Ves, me tenía que quedar!", exclamó Violeta.

"Violeta, tienes que regresar porque los médicos entienden que esto es necesario. Pero tengo que decirte dos cosas: Primero, si las circunstancias lo permitieran y tu salud también, podrías regresar. Segundo, en caso de que esto no fuera posible, en el próximo 'Supervivientes' tendrías la plaza completamente asegurada", anunció Sobera para consuelo de la valenciana, que vio un halo de esperanza en mitad de su desconsuelo, ya sea por su regreso o por su participación en la próxima edición, como ya sucediera con otros concursantes que tuvieron que dejar el reality por causas mayores como Antonio Tejado o Suhaila Jad, que tuvieron una segunda oportunidad.

Fabio se despide de Violeta: "Tenemos una vida fuera"

"Violeta en unos minutos vas a recibir una visita", se despidió el presentador de 'Tierra de Nadie' antes de que Fabio Colloricchio llegase a la cabaña presidencial para conocer la noticia de boca de su propia novia. Tras fundirse en un abrazo y sin dejar de llorar, Violeta le comunicó a Fabio que "me voy, me voy a España". "No... ¿Por qué? No te puedo creer... Hoy te salvó el público", decía el argentino. "Si me pasa algo aquí, no me pueden operar. Entonces no se van a arriesgar, pero me han dicho que el año que viene vuelvo", le explicó Violeta, entre lágrimas, al modelo, que no dejaba de abrazarla. "Quería ganar, gordi. Tú lo sabes...", añadió Mangriñán.

"Tenemos una vida fuera, ¿vale? Es lo que tienes que pensar... pero me tienes que prometer algo", le dijo Colloricchio a Mangriñán, que solo le decía "te quiero" sin cesar. "Esto es un concurso y pasa, nosotros tenemos una vida fuera que es mucho más importante. Tenemos una vida fuera, Violeta. Ahora cálmate un poquito", insistió el concursante. "Mírame y escúchame: Tú sabes que eres fuerte, hoy te salvaron, tú puedes volver todos los años. Ahora es un problema físico que no depende de ti", afirmó Fabio antes de que Violeta agradeciese al público el apoyo recibido, pidiéndolo para el año que viene: "Que me quito la vesícula". Además, el argentino aseguró que su novia ha hecho todo lo posible por continuar a pesar de sus dolencias: "Juro que no vi una mujer más fuerte que Violeta en este concurso, por eso me mata".

Te puede interesar