Rocío Carrasco confirma que Antonio David Flores quiso tirarla por la ventana y aporta una prueba clara

REVELADOR

Rocío Carrasco confirma que Antonio David Flores quiso tirarla por la ventana y aporta una prueba clara

La hija de Rocío Jurado se ha pronunciado, por fin, sobre el famoso suceso de la ventana y ha desmontado la versión de Antonio David.

Rocío Carrasco confirma que Antonio David Flores quiso tirarla por la ventana y aporta una prueba clara

Rocío Carrasco ha protagonizado dos nuevos episodios de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva' y, si los dos primeros ya fueron delicados, estos nuevos lo han sido todavía más. La hija de Rocío Jurado ha relatado varios episodios vividos con Antonio David Flores que no pueden dejar a nadie indiferente, puesto que todo lo que sucedía ocurría mientras la joven estaba embarazada de su segundo hijo. Los malos momentos vinieron a raíz de la infidelidad del ex Guardia Civil con una tal Sonsoles, con quien se marchaba sin dar explicaciones e, incluso, en la propia cara de Rocío Carrasco.

"Era una crueldad supina. Hay dos episodios que son esenciales de esta historia. En uno de esos días que estoy en la playa con unos amigos y él, levanto la vista y veo que viene Sonsoles. A esa playa hay que ir en coche y él empieza a hablar con ella y yo le pido que me lleve a casa. Me dijo 'si te quieres ir te vas andando, yo no te voy a llevar'. Yo le dije 'David, son las tres de la tarde, me tengo que ir andando por la playa, estoy embarazada de cuatro meses, llévame a mi casa, por favor' y me dijo 'yo no te voy a llevar, me quedo con ella'. Yo me fui andando una hora y media hasta mi casa con un solano en la cabeza impresionante", relata Rocío Carrasco.

La casa de las rejas de la que se habla | Foto: telecinco.esLa casa de las rejas de la que se habla | Foto: telecinco.es

Sin embargo, el episodio más delicado es el de la famosa ventana. El propio Antonio David Flores habló de este episodio en el que supuestamente intentó tirarla por la ventana y él siempre se ha escudado en que eso era mentira porque en esa ventana había rejas. Pues bien, Rocío Carrasco ha vuelto a desmontar a Antonio David: "Un día que no salí, que me pasé todo el día con dolores de tripa, cuando llegó a las 7 u 8 de la mañana, yo me había pasado la noche entera llorando. Le dije 'eres un sinvergüenza'", explica.

El momento delicado vino a continuación: "Me cogió en volandas del camisón, tenía un ventanal muy grande y a la izquierda de la habitación tenía una ventana. Entonces me agarró del camisón y me sacó medio cuerpo por fuera de la ventana. La barriga me estaba dando en el borde de la ventana y en ese momento giré la cabeza como pude y le dije 'procura que cuando llegue abajo me haya matado'. En ese momento él tomó conciencia de lo que estaba haciendo o quería hacer y me soltó rápidamente. Él, respecto a ese episodio dice que no puede ser, que ese episodio nunca fue real porque había unas rejas en esa ventana".

La gran mentira de las rejas

Rocío Carrasco ha aportado una prueba muy importante en todo este tema y es la del cerrajero que colocó dichas rejas en la casa de Chipiona años después del suceso: "Esa reja se pone en el año 2010 y la prueba es un certificado del cerrajero de Chipiona que pone esa reja: "Certifico que las verjas de la planta superior del chalé 'Mi abuela Rocío' fueron colocadas a solicitud de Doña Gloria Mohedano Jurado en el año 2010. Sin más y para que así conste a los efectos oportunos". Además, Carrasco asegura que nadie se puede haber enterado de nada: "En esa casa había más gente. Esa casa es muy grande. Dónde este hecho sucede es en la plata de arriba, que solo hay un dormitorio muy grande y una terraza inmensa. Quiero decir con esto que a no ser que hubiese gritado como las locas y que allí se hubiese montado la mundial allí no se entera nadie de nada".

Rocío Carrasco cuenta sus vivencias | Foto: telecinco.esRocío Carrasco cuenta sus vivencias | Foto: telecinco.es

A pesar de que no le contó a nadie el infierno que vivía, tras el episodio de la ventana, Rocío Carrasco decidió confiarle a alguien esa situación: "Solamente esta vez voy a ver a una prima mía, mi prima Ani, y ella se enteraba de lo que la gente iba diciendo. En alguna ocasión me decía las cosas y yo le quitaba importancia. Ese día sí fui a contarle lo que había pasado con la única y exclusiva condición que no le dijese nada a nadie. Pero si a mí me ocurría algo que alguien de mi gente supiera que eso ya me había pasado con anterioridad y mi prima nunca dijo nada. Yo me pasaba el día llorando y con ataques de ansiedad".

Los episodios complicados durante ese verano en el que Rocío Carrasco estaba embarazada se fueron sucediendo uno tras otro: "El verano siguió así. Una noche me llevé yo las llaves y Antonio David durmió en el coche. José Antonio, el marido de mi tía Gloria, salió de la casa y lo vio. Esto es contado por él. Él dice que le dijo 'qué haces aquí durmiendo' y Antonio David le dijo que yo estaba durmiendo. José Antonio le dijo 'no te parece que no es una actitud que tú duermas aquí en el coche, que tu mujer se vuelva antes...'. Entonces esta persona le dice 'tú qué harías si se te pone una tía con dos tetas por delante así de grandes'. Yo actuaba como que no pasaba nada", concluía.

Te puede interesar