La reacción de los padres de Rocío Carrasco cuando dijo que estaba embarazada: "Qué tonta has sido"

REACCIONES DISTINTAS

La reacción de los padres de Rocío Carrasco cuando dijo que estaba embarazada: "Qué tonta has sido"

La hija de la más grande ha relatado cómo fueron aquellos momentos en los que confesó su embarazo a sus padres.

La reacción de los padres de Rocío Carrasco cuando dijo que estaba embarazada: "Qué tonta has sido"

Rocío Carrasco se ha remontado al momento en el que se enteró de que estaba embarazada de su primera hija, algo que la llenó de alegría pero que no fue recibido de la misma manera por otras personas. Para la hija de Rocío Jurado, la llegada de un bebé a su casa era lo mejor que le podía pasar, pero lo cierto es que tenía 18 años y era una situación que nadie había imaginado para ella: "Cuando me enteré que estaba embarazada fue uno de los días más felices de mi vida. Yo veía que iba a cumplir uno de mis sueños, que iba a tener un hijo y que para mí era lo más importante y lo más grande que me podía pasar".

Apenas podía contener la emoción al hablar de su embarazo, puesto que supuso una gran alegría para ella: "Esta persona estaba en el salón de la casa, subido a una escalera y le dije 'estoy embarazada'. Él se cayó al suelo y se dio en la frente y se hizo una herida en la cabeza. En ese momento me dijo que no podía ser. Yo sé perfectamente por qué me dijo que no podía. En ese momento me conocía y sabía ese espíritu de contradicción y esa rebeldía mía. Yo sé que él sabía que si dentro de mí existía la más mínima posibilidad, o si se me hubiese pasado por la cabeza no tenerlo, en el momento en que él me dijese no puede ser, yo iba a hacer todo lo contrario y así él se aseguraba el resultado. Me dijo que no iba a ir a casa a decírselo a mis padres ni a los suyos. Mi padre me mata me dijo".

Rocío Carrasco cuenta cómo vivió la situación | Foto: telecinco.esRocío Carrasco cuenta cómo vivió la situación | Foto: telecinco.es

"Yo le dije que no tuviera problema que iba sola. Quería asegurarme con una analítica de orina y le pedí a Cristina Cárdenas que fuera a la farmacia y luego lo llevara a analizar. Le dio el positivo y se lo vendió a una revista. Menos mal que en ese 'impass' yo ya he ido a Málaga y Madrid", cuenta dolida por lo que hizo la que era su amiga. "Reuní a su familia y les dije que estaba embarazada. Eso fue una algarabía, les faltó decir 'Rocío Jurado ya tiene una nieta'".

Además, Rocío Carrasco también ha revelado una situación muy desagradable vivida con la madre de Antonio David: "Estaba con sus padres y hablamos de los nombres del bebé. Se me ocurrió que el padre de él se llamaba Juan y el mío Pedro, pero al mismo tiempo, mi padre no era Pedro solo, se llamaba Pedro Juan. Me di cuenta que si le ponía el nombre de mi padre llevaba el de los dos. Se lo dije a la madre y me dijo 'o Juan Pedro ¿no? Por el niño te lo ha hecho mi hijo no te lo has hecho tú con un dedo'". La entrevistada ha explicado que se echó a llorar y, lejos de la defensa de Antonio David, se encontró con los insultos y reproches de siempre.

Sus padres, con actitudes diferentes

Por un lado, Rocío Carrasco ha contado cómo se lo tomó su madre cuando fue a contarle que estaba embarazada: "Fui a ver a mi madre a Murcia, estaba maquillándose en el camerino, abrí la puerta, sonreí, miró al espejo, me miró y me dijo 'estás preñada, ¿a que sí?'. Me dijo que a su casa venía", cuenta sobre Rocío Jurado. Sin embargo, a su padre Pedro Carrasco no le hizo tanta gracia la noticia porque confirmó sus peores presagios: "La reacción de mi padre fue totalmente diferente. Desde que yo me voy cuando cumplo los 18 yo con mi padre no mantengo relación".

Rocío Carrasco se emociona al recordar a sus padres | Foto: telecinco.esRocío Carrasco se emociona al recordar a sus padres | Foto: telecinco.es

"Incluso mi padre iba a Barcelona y a mí no me llamaba ni me iba a ver ni nada, ni yo le llamaba a él. Me acuerdo que cuando llegué me dio dos besos muy secos, me senté con él y le dije que estaba embarazada", relata Rocío Carrasco. La reacción no tardó en llegar y no fue la más acertada: "De lo que le entró por el cuerpo me dio un bofetón que la cabeza me dio vueltas como la niña del exorcista. Me dijo 'te lo dije, te ha arruinado la vida y la verdad que me lo hizo'. Después del bofetón me dio un abrazo y me dijo 'qué tonta has sido, te lo he dicho, ha conseguido lo que quería'. Me dio un beso y me dijo 'y ahora dos huevos y para delante'". En cuanto a la boda, que tuvo lugar cuando estaba cerca de cuatro meses, explica: "A mí nadie me dice explícitamente 'tienes que casarte' pero sí que van lanzando mensajes de 'ahora lo que toca es lo que toca'. No me cogió nadie y me dijo que me casara".

Te puede interesar