Irene Rosales busca ayuda profesional para superar uno de sus peores momentos: "He dado un paso la frente"

GANAS DE RECUPERARSE

Irene Rosales busca ayuda profesional para superar uno de sus peores momentos: "He dado un paso la frente"

La colaboradora de 'Viva la vida' confesó no estar pasando por su mejor momento tras la muerte de sus padres y no verse capacitada para ayudar a su marido Kiko Rivera.

Irene Rosales busca ayuda profesional para superar uno de sus peores momentos: "He dado un paso la frente"

2020 no fue un año fácil para la familia formada por Irene Rosales y Kiko Rivera. La colaboradora de 'Viva la vida' tuvo que hacer frente a la muerte de sus padres en apenas 10 meses, mientras que su marido descubría en lado más desconocido de su propia madre Isabel Pantoja y le declaraba la guerra públicamente. Sin duda una serie de torbellinos han puesto su vida patas arriba y finalmente Irene Rosales ha acabado tocando fondo.

Ella misma se lo confesaba a Emma García en su programa del fin de semana en Telecinco. La colaboradora aseguraba que "yo ahora también estoy mal psicológicamente" y, por ello, no se sentía ni con fuerzas para animar a Kiko Rivera en uno de los momentos más complicados de su vida. Ante esto, la que fue concursante de 'GH Dúo' tomaba cartas en el asunto.

Irene Rosales, en el entierro de su padre junto a Kiko RiveraIrene Rosales, en el entierro de su padre junto a Kiko Rivera

Apenas una semanas después de mostrar públicamente la realidad de su salud mental, Irene Rosales confesaba que esto le había servido para darse cuenta de que necesitaba tomar de nuevo las riendas de su vida y ayudarse a sí misma. "No te puedo decir que estoy bien porque es un proceso, pero si he dado un paso al frente", decía en el plató de 'Viva la vida'.

"Quiero ayuda profesional, es un bien para mí"

Ese paso no era otro que buscar ayuda psicológica para superar este duro bache de su vida. "He hablado con mi familia, con mi marido y les he dicho que necesito ayuda", reconocía. Irene Rosales es consciente de que "me he creído una súper woman", pero que, como todo el mundo, tiene épocas malas y no puede con todo lo que se le eche encima.

Kiko Rivera e Irene Rosales en la capilla ardiente de su madre, Mayte VázquezKiko Rivera e Irene Rosales en la capilla ardiente de su madre, Mayte Vázquez

A pesar de ello, la colaboradora confiesa que haber decidido dar este paso tan importante ya era un motivo para estar "tranquila" y "contenta". "He dado el paso y lo necesitaba. Lo arrastro todo, llevo una mochila con la que no puedo más". Una mochila a la que se le han sumado muchas cosas en los últimos meses y ya pesa demasiado: "No quiero viajes, no quiero salir de mi entorno, quiero ayuda profesional, es un bien para mí".

Te puede interesar