Kiko Hernández y Kiko Matamoros en la presentación del libro de Terelu Campos

Kiko Hernández, el colaborador más temible