Belén Rodríguez y Kiko Hernández en la celebración del 52 cumpleaños de Terelu Campos

Kiko Hernández, el colaborador más temible