El marido de Salma Hayek donará cerca de 100 millones de euros para la reconstrucción de Notre Dame

DEVORADA POR LAS LLAMAS

El marido de Salma Hayek donará cerca de 100 millones de euros para la reconstrucción de Notre Dame

El Presidente de Francia Emmanuel Macron promete reconstruir el icono parisino "entre todos", con la ayuda de donaciones millonarias.

El marido de Salma Hayek donará cerca de 100 millones de euros para la reconstrucción de Notre Dame

El trágico incendio que devoró la catedral gótica de Notre Dame el 15 de abril ha conmovido al mundo entero. Las imágenes de las lenguas de fuego envolviendo el edificio gótico que lleva en pie desde que terminó de construirse hace más de 800 años, han dado la vuelta al mundo y provocado la reacción y movilización de los que lloran la destrucción de este icono. Frente a esto, el Presidente francés Emmanuel Macron ha dejado claro que su intención es "reconstruir Notre Damen entre todos". Una reconstrucción que requerirá de grandes sumas de dinero, ya que el incendio se ha llevado por delante la aguja central, dos tercios del tejado, tres rosetones y el mobiliario del interior, incluyendo cuantiosas pinturas y el gran órgano.

Emmanuel Macron durante su nombramiento como ministro de Economía de FranciaEmmanuel Macron durante su nombramiento como ministro de Economía de Francia

Una vez el fuego estuvo controlado gracias a la labor de los servicios de extinción, que "han evitado lo peor", según palabras del Presidente de Francia: "Más de 500 bomberos se baten desde hace horas y siguen ahí, lo hacen con un coraje extremo y gran profesionalidad". Pasadas las tres de la madrugada, el Cuerpo de Bomberos de la capital francesa aseguraba que "la estructura está a salvo y preservada de la destrucción total". Ahora que "lo peor ha pasado", palabras de Macron en un tweet, franceses, católicos, no católicos y ciudadanos del mundo se unen para salvar el monumento más visitado de Francia.

El primero en iniciar las donaciones ha sido François-Henri Pinault, esposo de Salma Hayek, que donará cerca de 100 millones de euros según ha anunciado en un comunicado la agencia AFP. Pinault es el CEO de Kering, un grupo al que pertenecen marcas de lujo como Gucci, Alexander McQueen, Yves Saint Laurent y Balenciaga, y quiere aportar con su fortuna a esta causa, junto con la de su padre que también colaborará. Además, se une la familia Arnault, del grupo Louis Viutton, que donará la cantidad de 200 millones de euros.

Salma Hayek y Francois-Henri Pinault en el desfile de Saint Laurent en la Semana de la Alta Costura de París primavera/verano 2015Salma Hayek y Francois-Henri Pinault en el desfile de Saint Laurent en la Semana de la Alta Costura de París primavera/verano 2015

Estados Unidos ha comenzado las recaudaciones

A pesar de las desacertadas palabras del Presidente Donald Trump en Twitter, que insinuaba que se deberían estar usando aviones cisternas para que las labores de extinción fueran más rápidas, algo que habría sido peligroso y podría haber destruido el templo por completo; varias organizaciones estadounidenses ya han comenzado a recaudar fondos para las labores de restauración. La organización French Heritage Society, con sede en Nueva York, inició el proceso incluso antes de que las llamas fuesen extinguidas. Se trata de un grupo estadounidense sin fines de lucro dedicado a preservar las joyas arquitectónicas y culturales de Francia.

La plataforma de microfinanciamiento GoFundMe, por su parte, también ha sido de las primeras en poner en marcha un mecanismo de recaudación. Estas dos organizaciones donarán directamente los fondos recibidos a la catedral a través de más de 50 campañas: "En las próximas horas trabajaremos con las autoridades para encontrar la mejor manera de asegurarnos de que los fondos lleguen al lugar donde harán el mayor bien", afirmó el portavoz de la firma John Coventry.

Donald Trump con el pulgar en alto tras convertirse en Presidente de Estados UnidosDonald Trump con el pulgar en alto tras convertirse en Presidente de Estados Unidos

Apoyo del Vaticano

La tragedia de Notre Dame, como símbolo cultural y sobre todo, católico, ha conmovido también a la Santa Sede que recibía la noticia con "incredulidad y tristeza". El portavoz interino, Alessandro Gisorri, ha lamentado en un comunicado el "terrible" fuego que ha devastado la cubierta e interior de la catedral, y ha manifestado la "cercanía" del Vaticano a los católicos franceses. El que antaño fue el edificio cristiano más grande del mundo occidental y símbolo de la riqueza y de la potencia de la capital parisina, hasta hace un día recibía más de 13 millones de turistas al año, ahora necesitará una profunda labor de reconstrucción para volver a todo su esplendor.

Te puede interesar