Gerard Piqué deberá pagar a Hacienda 2,1 millones de euros por la cesión de sus derechos de imagen

PIERDE LA BATALLA

Gerard Piqué deberá pagar a Hacienda 2,1 millones de euros por la cesión de sus derechos de imagen

El futbolista ha perdido contra la Agencia Tributaria después de que su recurso haya sido desestimado por tirbutar menos por sus derechos de imagen.

Gerard Piqué deberá pagar a Hacienda 2,1 millones de euros por la cesión de sus derechos de imagen

Gerard Piqué acaba de recibir una fatal noticia porque ha perdido su batalla contra la Agencia Tributaria. La Audiencia Nacional ha desestimado el recurso que el futbolista presentó contra la decisión tomada por el Tribunal Económico Administrativo Central por lo que era obligado a pagar 2,1 millones de euros por multas a impuestos atrasados de 2008, 2009 y 2010.

La Agencia Tributaria ha detallada que el culé simuló ceder los derechos de imagen a su empresa, Kerad Project, en 2006 para así pagar menos a Hacienda. Hace referencia a un contrato suscrito con Nike en agosto de ese mismo año. Otro, firmado por el futbolista con IMG, la agencia de representación, al año siguiente. Los jueces también llaman la atención del hecho de que Piqué cede los derechos de imagen por 3.000 euros durante 20 años, cuando ese mismo año firmó un contrato para ceder a Nike sus derechos de imagen por un año por 70.000 euros, algo que no encaja absolutamente en nada.

Gerard Piqué confirma que deja la Selección EspañolaGerard Piqué confirma que deja la Selección Española

Fue el pasado 13 de mayo de 2019 cuando la Audiencia Nacional rechazó el recurso contencioso-administrativo que había interpuesto contra la resolución dictada en 2016 por lo que tendrá que pagar cerca de un millón y medio de euros en impuestos atrasados de los tres años mencionados anteriormente. Además, en multa debería pagar más de 600.000 euros. Eso sí, a pesar de esta resolución, el futbolista puede recurrir mediante un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Él no es el único con problemas

Lo cierto es que tanto él como Shakira, su pareja, no paran de tener problemas con Hacienda. La cantante fue acusada por la Fiscalía de un fraude fiscal de 14,5 millones de euros contra Hacienda. A pesar de que ella dijera que entre 2012 y 2014 no vivió en España, la Agencia Tributaria sí que considera que residió en el país español, por tanto debería tributar en el país y no en otros lugares con menor fiscalidad.

Te puede interesar