Enemigos Íntimos: Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, los dos amigos que fundaron un partido que los separó

ENEMIGOS ÍNTIMOS

Enemigos Íntimos: Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, los dos amigos que fundaron un partido que los separó

Aunque llegaron a la política más mediática casi de la mano, los últimos movimientos han hecho que se declaren la enemistad públicamente.

Enemigos Íntimos: Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, los dos amigos que fundaron un partido que los separó

Probablemente lo más lógico en la política sería que los militantes y componentes de cualquier partido remasen en el mismo sentido. Sin embargo, esto es prácticamente imposible y así lo han demostrado históricamente formaciones políticas de todos los colores e ideologías. Puede que el ansia de poder, el gran ego de unos y otros o ciertas diferencias irreconciliables (debería ser únicamente esto último) sean los motivos por los que ciertos líderes políticos se han acabado enfrentando creando una ruptura en su propio partido.

Se presentaron mediáticamente como dos amigos que junto a otros tantos formaban un partido, el partido del cambio, pero Pablo Iglesias e Ignacio Errejón pronto vieron como su relación empezaba a tambalearse. La dirección que debía seguir su partido fue el principal causante de esa brecha que tras el anuncio de la unión de Errejón con Manuela Carmena ya parece irreparable. Esa brecha que ha confirmado que los que una vez representaron la unión perfecta que movía Podemos ahora son "Enemigos Íntimos".

Antes de Podemos

Cuando Pablo Iglesias e Íñigo Errejón hicieron sus primeras apariciones públicas en 2011 en el programa 'La Tuerka' emitido en Internet cuando el movimiento 15M tomaba las calles, ya llevaban años siendo amigos y compañeros. Ambos coincidieron en la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid donde acabaron ejerciendo como profesores. Durante su tiempo como docentes, en el que compartían despacho, vieron lo afines que eran polícamente.

Pero el líder de Podemos y el que una vez fue su segundo en la formación morada no solo compartían profesión, ideología y despacho. Pablo e Íñigo eran amigos fuera de las paredes de dicha facultad, compartían viajes, cenas, risas y experiencias de todo tipo. Junto a otros como Juan Carlos Monedero crearon un grupo de amigos que acabó traspasando lo personal y decidieron llevar a la política estatal con un proyecto común.

La formación de Podemos

En enero de 2014 un grupo de intelectuales, personalidades de la cultura, el periodismo y el activismo social y político presentaban en Madrid el manifiesto "Mover ficha" que se convirtió en el germen de Podemos. Este manifiesto hablaba de la necesidad de crear una fuerza política para presentarse a las Elecciones al Parlamente Europeo de ese año con la intención de oponerse a las políticas socioeconómicas de la Unión Europea en tiempos de crisis. Así, con esta intención se presentaba Podemos el 17 de enero de 2014 en el Teatro del Barrio de Lavapiés con Pablo Iglesias al frente.

Pablo Iglesias dando un mitinPablo Iglesias dando un mitin

Lanzándose a la política como el partido del cambio, Pablo Iglesias y compañía presentaron las claves de su programa político que se elaboración mediante participación abierta y que iban desde el rechazo a la reforma de la ley del aborto, al mantenimiento e impulso de servicios públicos como la educación o la sanidad, o el apoyo al derecho a decidir de Cataluña. Con estas y otras tantas premisas, Podemos se convirtió en la cuarta fuerza política estatal en las mencionadas elecciones en las que Íñigo Errejón se convirtió en el director de campaña, y consiguió cinco escaños en el Parlamento Europeo.

Primeros años

Tras su considerable éxito como nueva formación en las elecciones europeas, Podemos comenzó a subir en las encuestas como la espuma. Sus primeros meses como partido político sirvieron para constituir sus bases, su programa político, sus líneas de actuación y para la elección de su secretario general, Pablo Iglesias. Hasta principios de 2015, Errejón e Iglesias, como caras visibles del partido, se convirtieron en dos habituales de los medios, pero el partido comenzó a perder fuerza en las encuestas. Dentro de Podemos empezaron a surgir las primeras diferencias por los pactos y coaliciones a las que el partido se veía casi obligado a formar para conseguir cierto éxito en elecciones autonómicas, municipales o generales.

Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, felices en el Congreso de los DiputadosÍñigo Errejón y Pablo Iglesias, felices en el Congreso de los Diputados

Como en toda enemistad del siglo XXI, el enfrentamiento entre esas caras visibles de Podemos también se vivió en Twitter. Fue cuando las bases del partido se empezaron a tambalear cuando Errejón y Iglesias se dejaron llevar en la red social del pájaro azul y no dudaban en contestarse de manera crítica a distintos tuits. Unos enfrentamientos que ellos definían como parte de la discusión política que les había enriquecido como partido.

Vistalegre 2: el inicio del fin

El 11 y 12 de febrero de 2017 Podemos celebró su segunda asamblea estatal para elegir a los líderes de su Consejo Ciudadano Estatal y la Secretaría General Estatal del partido conocida como Vistalegre II. Cinco candidaturas se presentaron aquel día, entre las que destacaban la de Pablo Iglesias y la de Íñigo Errejón por separado. De esta manera, se evidenciaba ante los militantes del partido la separación entre ellos.

Íñigo Errejón y Pablo Iglesias se abrazan en Vistalegre IIÍñigo Errejón y Pablo Iglesias se abrazan en Vistalegre II

Aunque la victoria de Pablo Iglesias, elegido de nuevo como Secretario General de Podemos, fue la imagen más destacada de aquellas jornadas, hubo otra que llamó especialmente la atención. A pesar de enfrentarse a la votación del partido, Errejón e Iglesias se fundieron en un abrazo tras la intervención del primero en la asamblea, un abrazo que para muchos fue la representación de que su amistad estaba a prueba de todos y que para otros tantos no fue más que un gesto forzado ante los focos.

La nueva era de Podemos

Pablo Iglesias e Irene Montero durante una sesión en el ParlamentoPablo Iglesias e Irene Montero durante una sesión en el Parlamento

Tras la celebración de Vistalegre II, Íñigo Errejón se caía de su segundo puesto de la lista, dejaba de ser la mano derecha de Pablo Iglesias para dejar paso a Irene Montero, que también sustituía a este como portavoz del partido en el Congreso. Errejón se convertía entonces en el candidato de Podemos para la Comunidad de Madrid además tomaba el relevo a Carolina Bescansa como Secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos. Cabe destacar que lejos de la íntima amistad con la que se fundó Podemos en diciembre de 2018 Errejón sorprendía con unas declaraciones en las que aseguraba que no conocía a los hijos del que había sido su gran amigo e Irene Montero que nacieron en julio de ese mismo año.

La sorpresa de Errejón con Más Madrid

Sin embargo, Íñigo Errejón en enero de 2019 sorprendía a todos (incluido su propio partido) con su unión con Manuela Carmena de cara a a las elecciones autonómicas del mes de mayo bajo el nombre de Más Madrid. De esta forma se distanciaba de Podemos y renunciaba a su puesto como candidato del partido a las elecciones. Al parecer, Errejón decidió hacer esto de manera secreta avisando a Pablo Iglesias y, por ende, al partido, tan solo unos minutos antes de hacerse público.

Iñigo Errejón anuncia la ruptura de las negociaciones con el PSOE para la investiduraIñigo Errejón anuncia la ruptura de las negociaciones con el PSOE para la investidura

Además de anunciar su candidatura junto a la alcaldesa de Madrid, Errejón renunció a su acta de diputado del Congreso, aunque aseguró seguir unido a Podemos. Del mismo modo que afirmaba seguir unido al partido, Íñigo quiso dejar claro que se seguía considerando amigo de Pablo Iglesias. Este último por el contrario se ha mostrado muy crítico con su supuesto amigo tras el anuncio de su nuevo proyecto político.

La carta de Pablo Iglesias

Como no podía ser de otra manera, Pablo Iglesias reaccionó a esta nueva formación política y lo hizo de manera pública con una carta o comunicado que él mismo compartió con los medios. El líder de Podemos aseguraba que se había quedado "tocado y triste" tras la manera de proceder del que había sido su amigo justo en el quinto aniversario del partido. "No doy crédito a que Manuela e Íñigo nos hayan ocultado que preparaban lanzar un proyecto propio para la Comunidad de Madrid y que lo hayan anunciado por sorpresa", decía en esta carta.

Pablo Iglesias, entrevista en TelecincoPablo Iglesias, entrevista en Telecinco

En este comunicado Iglesias reflexionaba sobre la separación más que evidente que había mostrado el partido desde Vistalegre II y acusaba a su compañero de ir contra lo que habían decidido democráticamente en Podemos. "Hoy es un día amargo", sentencia Iglesias añadiendo que el golpe de Errejón solo consigue hacer más fuerte al partido del que algunos ya han excluido al nuevo aliado de Manuela Carmena.

Te puede interesar