Enemigas Íntimas: Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y su infinita guerra dentro del PP

ENEMIGAS ÍNTIMAS

Enemigas Íntimas: Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y su infinita guerra dentro del PP

¿Qué ha llevado a estas dos mujeres de armas tomar a mantener durante años una guerra que ni se molestan en ocultar?

Enemigas Íntimas: Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y su infinita guerra dentro del PP

Desde tiempos inmemoriales las ansias de poder han provocado todo tipo de conflictos entre los humanos. Así, a lo largo de la historia hemos visto a imperios en guerra por un territorio clave, a hermanos enfrentados por un trono, a socios enemistados por la presidencia de una empresa o a nuestros propios compañeros de trabajo con continuos piques para conseguir un ascenso. Esto es algo a lo que están más que acostumbrados los miembros del Partido Popular y es que esa ansía de poder podría ser la causante del enfrentamiento que arrastran Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal.

Mariano Rajoy mirando al cieloMariano Rajoy mirando al cielo

Seguramente sus compañeros de partidos ya sabían de esta enemistad y es que ninguna de ellas ha hecho por ocultarla. De hecho, ni siquiera públicamente se han esforzado por aparentar cordialidad o buena relación entre ellas (algo muy propio de nuestros políticos). Son las dos mujeres de confianza de Mariano Rajoy y, a pesar de los intentos del Presidente, la secretaria general del PP y la vicepresidenta del Gobierno, no consiguen arreglar sus diferencias y se han convertido en dos auténticas "Enemigas Íntimas".

El Congreso de Valencia de 2008

Muchos datan el inicio de la gran guerra entre Soraya Sáenz de Santamaría y Mª Dolores de Cospedal en el Congreso nacional del Partido Popular que se celebró en Valencia en el año 2008. En dicho evento, Mariano Rajoy como líder del partido le adjudicó sus puestos a ambas. Aquel día Santamaría era nombrada portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, mientras que Cospedal se convertía en la primera mujer en ser la Secretaria General del partido. Desde ese momento y estando cada una en lo alto de su terreno, ambas intentaron hacerse notar políticamente y acercarse lo máximo posible al Presidente.

Cospedal, ¿espiada por Santamaría?

Años después y con Soraya Sáenz de Santamaría ya siendo vicepresidenta del Gobierno, el Centro Nacional de Inteligencia pasaría a estar controlado por ella. El CNI dejaba de depender del Ministerio de Defensa y pasaba a formar parte del Ministerio de la Presidencia, encabezado por Soraya. Dada esta circunstancia, Mª Dolores de Cospedal llegó a asegurar en algún momento que estaba siendo espiada por el CNI a raíz de las órdenes de su ya enemiga. Según aseguran fuentes cercanas a ellas, la Secretaria General del PP había llegado a pensar que muchas informaciones publicadas sobre su marido, Ignacio López del Hierro, habían sido filtradas por Santamaría.

María Dolores de Cospedal e Ignacio López del Hierro en la boda de Javier Maroto y Josema RodríguezMaría Dolores de Cospedal e Ignacio López del Hierro en la boda de Javier Maroto y Josema Rodríguez

La gestión de la corrupción

Otro de los puntos que habrían enfrentado a las dos grandes mujeres del PP habría sido la corrupción. Son muchos los casos de corrupción que han salpicado al partido en los últimos años y muchos aseguran que la manera de enfrentarse a estos escándalos habría sido otro punto discordante entre Santamaría y Cospedal. Por lo visto, esta última consideraría que su rival no se habría mojado nunca lo suficiente mientras que ella habría dado siempre la cara por el partido (como se ha visto recientemente con el caso Cifuentes). Por su parte, Soraya Sáenz de Santamaría siempre habría optado por una posición más discreta no queriendo verse involucrada en exceso en los polémicos casos del partido. Uno de los casos en los que esto se hace más evidente (y uno de los mayores escándalos del partido) es el caso Bárcenas. Cospedal se habría ganado con su apoyo al partido y al tesorero del mismo la inmunidad por parte de Rajoy, mientras que Santamaría habría preferido mantenerse al margen.

La primera foto de la discordia

Aunque fue en la celebración del 2 de mayo cuando un fotografía evidenció esta enemistad (como comentaremos más adelante), fue meses antes cuando una instantánea ya enfrentó a Cospedal y Santamaría. Una vez más Valencia sería el terreno de batalla de esta guerra. Ambas políticas se encontraban en la ciudad para celebrar el congreso del PP europeo. De camino a dicho evento, Soraya se fotografió junto a Mariano Rajoy y Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, en el AVE en una imagen que se publicó en redes sociales. Esta instantánea que mostraba la cercanía entre vicepresidenta y presidente no le gustó nada a Cospedal que aprovechó el retraso de Santamaría en uno de los actos para cobrarse su venganza. Cospedal organizó, con la ausencia de su enemiga, la foto oficial del evento. Aún así, y con la molestia confesa de Soraya, la instantánea oficial se repitió con todos los presentes horas después.

Soraya Sáenz de Santamaría en la recepción del Día de la Hispanidad 2017Soraya Sáenz de Santamaría en la recepción del Día de la Hispanidad 2017

Soraya, excluída de una comida del partido

La cosa no quedaría ahí y Mª Dolores de Cospedal volvería a atacar de nuevo. Sería un mes después, esta vez en Sevilla. Los altos cargos del partido se encontraban en la capital andaluza para celebrar el Congreso Nacional del PP. En una de las jornadas de dicho congreso, se celebró una comida de Mariano Rajoy con los barones del partido a la que Soraya Sáenz de Santamaría se creía invitada. Cuando la vicepresidenta estaba a punto de llegar al lugar de la comida, los servicios de protocolo de la secretaría general del partido (que depende de Cospedal) le hicieron saber que no estaba invitada a dicho acto, ya que se trataba de un acto del partido y no del gobierno. Esta vez Cospedal se habría salido con la suya con una artimaña provocando la estupefacción de los asistentes: "Fue violento y desagradable, no había necesidad", declaró uno de los allí presentes según recoge el diario El Mundo.

La foto del 2 de mayo

Sáenz de Santamaría y Cospedal, protagonistas del 2 de mayoSáenz de Santamaría y Cospedal, protagonistas del 2 de mayo

Cuando el Partido Popular estaba sacudido por el escándalo de Cristina Cifuentes llegó la celebración del 2 de mayo. La que fuera Presidenta de la Comunidad de Madrid ya había anunciado su dimisión días antes por lo que los actos de celebración del día de la dicha comunidad el partido jugaba un papel fundamental. Lejos de mostrar tranquilidad en el partido y dar imagen de calma, la imagen protagonista de aquel día fue la de la enemistad entre Cospedal y Santamaría. Sentadas en uno de los actos de celebración del dos de mayo, separadas por una silla vacía y mirando cada una para un lado, así aparecieron nuestras dos protagonistas. En ese momento saltaron todas las alarmas y todos los rumores sobre la rivalidad entre ambas se confirmaron. Todos los medios se hicieron eco de la mencionada imagen y comenzaron a plantearse si esta imagen era el reflejo de una segmentación dentro del partido.

¿A qué se debe su enfrentamiento?

¿Pero cuál es el verdadero motivo de su rivalidad? El diario antes mencionado se ha puesto en contacto con diferentes miembros del Partido Popular que han hablado de las posibles razones de esta rivalidad. Unos apuntan a que se trata del deseo de ambas de relevar a Mariano Rajoy en su puesto en un futuro, mientras que otros aseguran que los que ambas quieren es ser las encargadas de marcar y encaminar el futuro del partido. Por último, están los que piensan que se trata de un enfrentamiento personal "puro y duro" entre dos mujeres fuertes y poderosas que podría haberse pasado de castaño oscuro. Sea como sea, está claro que Sáenz de Santamaría y Cospedal están lejos de acercar posturas y quitar de sus vidas esa silla vacía que las separa.

Te puede interesar