Los Reyes en el Día de las Fuerzas Armadas en Sevilla: complicidad y mucho calor

DESFILE MILITAR

Los Reyes en el Día de las Fuerzas Armadas en Sevilla: complicidad y mucho calor

El rojo y gualda han llenado la plaza de toros de La Maestranza en un día marcado por el sol abrasador y un pequeño imprevisto.

Los Reyes en el Día de las Fuerzas Armadas en Sevilla: complicidad y mucho calor

El Rey Felipe VI y la Reina Letizia han presidido la tribuna principal frente a La Maestranza de Sevilla, para conmemorar el Día de las Fuerzas Armadas. A las 12.00 horas del sábado 1 de junio, tanto los invitados de honor como los miembros del Ejército y los ciudadanos que se acercaron, presenciaron bajo el sol abrasador de la capital hispalense un acto patriótico que incluía desfile terrestre y aéreo.

El Rey Felipe y la Reina Letizia presidiendo el desfile del Día de las Fuerzas ArmadasEl Rey Felipe y la Reina Letizia presidiendo el desfile del Día de las Fuerzas Armadas

En el acontecimiento de este año se ha querido destacar la labor que los militares y guardias civiles realizan en misiones de la OTAN, la ONU y la Unión Europea. "30 años defendiendo la paz en el mundo" es el lema que acompañaba a esta celebración, en la que se han dado cita más de 2.600 profesionales del Ejército y los miembros más destacados de la Realeza, así como la Ministra de Defensa Margarita Robles, el Jefe del Estado Mayor de la Defensa Fernando Alejadre, el Presidente de la Junta de Andalucía Juanma Moreno y el Alcalde en funciones Juan Espadas.

El Rey Felipe y la Reina Letizia en el desfile del Día de las Fuerzas ArmadasEl Rey Felipe y la Reina Letizia en el desfile del Día de las Fuerzas Armadas

El acto estuvo dominado por el rojo, protagonista del look de Doña Letizia, y el gualda en la chaqueta de Margarita Robles, mientras que ambos colores de la bandera se materializaban en el cielo sevillano cuando la Patrulla Águila hacía su desfile sobre las cabezas de los presentes. Por su parte, el hijo del Rey Emérito lucía orgulloso su uniforme militar adornado con un fajín en rojo sin perderse un detalle del desfile, mientras compartía de vez en cuando miradas de complicidad con su consorte. El Matrimonio Real demostró su gran complicidad y sintonía, siempre dentro de la corrección y la seriedad que exigía este evento, las miradas y sonrisas que intercambiaron hablaron por sí mismas.

Un pequeño imprevisto

La jornada transcurrió según lo previsto a excepción de un ligero contratiempo: la izada de bandera. El pendón de España tuvo dificultades para desplegarse, mientras el Rey Felipe VI miraba a los oficiales, negando con la cabeza. Finalmente la bandera ondeó en la cima del mástil y todo quedó en una anécdota. La celebración del Día de las Fuerzas Armadas continuó con un emotivo homenaje a los 180 españoles fallecidos en misiones en el exterior, que también presenciaron sus familias.

Te puede interesar