El Rey Juan Carlos pudo pagar entre 7.000 y 33.000 euros por cazar elefantes en Botswana

POLÉMICA

El Rey Juan Carlos pudo pagar entre 7.000 y 33.000 euros por cazar elefantes en Botswana

Es la tarifa por animal que se paga por cazar legalmente este tipo de animales en los países africanos.

El Rey Juan Carlos I cazando elefantes en BostwanaEl Rey Juan Carlos I cazando elefantes en Bostwana

Esta semana saltaron las alarmas sobre el estado de salud del Rey. El monarca era el único miembro de la Familia Real -junto a los Urdangarín por razones obvias- que no había acudido a visitar a Felipe Juan Froilán al hospital de Madrid donde se encontraba ingresado tras dispararse accidentalmente en el pie.

La ausencia del Rey fue más llamativa si cabe porque coincidió con que su agenda oficial estaba completamente vacía toda la semana. ¿Dónde está el Rey? ¿Estará enfermo? La Casa Real desmintió cualquier problema del estado de salud del Rey y reconoció que no ofrecía detalles sobre la agenda personal del monarca.

Ha sido la operación de cadera a la que ha tenido que ser sometido de urgencia esta madrugada la que nos ha desvelado su destino: estaba en Botswana de vacaciones cazando elefantes. El diario El País publica que las licencias para cazar este tipo de animales de manera legal está entre los 7.000 y 33.000 euros por pieza, en función del tamaño del animal y sus colmillos.

"A personas importantes a menudo les invitan porque atraen el turismo", asegura sin embargo el presidente de la Federación Española de Caza. La Casa Real no ha especificado si su majestad pagó o no por cazar elefantes. Sea como fuere, la noticia ha provocado un gran revuelo en la opinión pública más preocupada en conocer qué hacía y cuánto dinero se gastaba el Rey en Botswana a su estado de salud.

La foto del rey cazando elefantes

Tras conocerse la noticia ha comenzado a circular la imagen que acompaña esta noticia. Data del año 2007 y en ella vemos al Rey Juan Carlos junto a un instructor junto a un elefante muerto tras la cacería.

La instantánea, todavía publicada inocentemente por la página web de la empresa Rann Safaris que organiza estas cacerías, demuestra que no es la primera vez que el Jefe del Estado Español acudía a cazar este tipo de animales.

Te puede interesar