El Rey Juan Carlos y la Infanta Elena visitan el restaurante Berasategui en el País Vasco

AMANTES DE LA GASTRONOMÍA

El Rey Juan Carlos y la Infanta Elena visitan el restaurante Berasategui en el País Vasco

Ambos han ido a disfrutar de la gastronomía vasca en el menú degustación valorado en 260 euros realizado por el 25 aniversario del restaurante.

El Rey Juan Carlos y la Infanta Elena visitan el restaurante Berasategui en el País Vasco

Era el propio chef Martín Berasategui el que compartía en su cuenta oficial de Twitter la especial visita que había recibido en su restaurante en Lasarte-Oria: nada más y nada menos que el rey emérito de España, Juan Carlos, y su hija, la infanta Elena. Allí se han fotografiado con el chef, su mujer y su hija, así como con el resto del personal del restaurante.

El Rey Emérito Juan Carlos y la Infanta Elena junto al personal del restaurante BerasateguiEl Rey Emérito Juan Carlos y la Infanta Elena junto al personal del restaurante Berasategui

Ambos han disfrutado de un abundante menú degustación que contaba con hasta 12 platos valorado en 260 euros. Milhojas caramelizado de anguila ahumada; taco de rape a la brasa con suquet; dados de hinojo asado y crujiente de calar; y cigala a la brasa sobre fondo marino al anís y mahonesa de sus corales fueron algunas de las delicias que Berasategui ha ideado. Este menú especial es para celebrar los 25 años desde que abrió las puertas el restaurante el 1 de mayo de 1993. Desde entonces ha acumulado la friolera de 8 estrellas Michelín.

Amantes de la gastronomía

La pasión con la gastronomía es una afición que padre e hija comparten. Esta no es la primera vez que acuden a algún restaurante vasco para degustar su gran gastronomía. El pasado mes de agosto de 2017 estuvieron en el restaurante Rekondo en San Sebastián. En esta ocasión no estaban solos, sino que fueron acompañados por los hermanos Chopera, Óscar y Pablo, y los dos hijos de la Infanta, Froilán y Victoria.

El año anterior, en 2016, visitaron el Zuberoa, en Gipuzkoa, que dirige el cocinero Hilario Arbelaitz; y también hizo, en este caso solo Don Juan Carlos, al restaurante Arzak en el Alto de Miracruz. Lo que demuestra que la realeza es una auténtica enamorada de las gastronomía vasca y de sus chefs.

Te puede interesar