La Reina Isabel cancela su viaje a Irlanda del Norte por consejo médico

DESCANSO TEMPORAL

La Reina Isabel cancela su viaje a Irlanda del Norte por consejo médico

La Casa Real Británica ha comunicado que la Reina Isabel tiene que tomarse unos días de descanso por motivos de salud.

La Reina Isabel cancela su viaje a Irlanda del Norte por consejo médico

La Reina Isabel no se siente tan anciana. Tanto es así que hasta rechazó el premio 'Oldie of the Year' al señalar que eres tan mayor como te sientas y que cree que otras personas son más merecedoras del galardón. Horas después de que se conociera la decisión que había tomado, participó en The Global Investment Summit en Windsor Castle.

La Reina Isabel saluda a Bill Gates en The Global Investment SummitLa Reina Isabel saluda a Bill Gates en The Global Investment Summit

Allí, la Reina, que estuvo acompañada del Príncipe Carlos, el Príncipe Guillermo, los Duques de Gloucester y el Príncipe Michael de Kent, se mostró tan imparable como de costumbre. Sin embargo, la velada nocturna le ha pasado factura, y ha tenido que cancelar su agenda temporalmente.

Lo aceptó a regañadientes

Así lo ha señalado la Casa Real Británica en un anuncio en el que se explica que ha tenido que hacer caso de su equipo médico y quedarse descansando durante unos días, lo que imposibilita su viaje a Irlanda del Norte, tal y como tenía previsto.

La Reina Isabel con bastón en el centenario de la Royal British LegionLa Reina Isabel con bastón en el centenario de la Royal British Legion

"La Reina aceptó a regañadientes el consejo médico de descansar durante los próximos días. Su Majestad está de buen humor y está decepcionada de que ya no podrá visitar Irlanda del Norte, donde tenía previsto emprender una serie de compromisos. La Reina envía sus mejores deseos a la gente de Irlanda del Norte y espera poder visitarla en el futuro", manifestó Buckingham Palace.

No se ha especificado si la Monarca sufre una dolencia concreta, pero se entiende que se trata más de un necesario descanso teniendo en cuenta la avanzada edad de la Reina Isabel, que sigue cumpliendo con una intensa agenda presencial y hasta el momento de este parón solo había consentido aparecer con un bastón. Lo hizo con motivo del centenario de la Royal British Legion y por comodidad. En otros actos posteriores apareció sin ayuda alguna. Eso sí, aunque tiene mucha fortaleza y energía, también necesita descansar.

Te puede interesar