El Príncipe Harry muestra su faceta más tierna, paternal y divertida en los Invictus Games

EN TORONTO

El Príncipe Harry muestra su faceta más tierna, paternal y divertida en los Invictus Games

El Príncipe Enrique de Gales está viviendo unos días muy especiales en los Invictus Games de Toronto.

El Príncipe Harry muestra su faceta más tierna, paternal y divertida en los Invictus Games

Los Invictus Games de Toronto están dando unos días mágicos al Príncipe Harry. Para él son muy especiales, porque fue el principal impulsor de esta competición en la que participan veteranos que han sufrido heridas de guerra. Además, en la presentación de la cita de Toronto fue cuando conoció a Meghan Markle, la que es su pareja desde primavera de 2016.

El Príncipe Harry, muy sonriente en los Invictus Games de TorontoEl Príncipe Harry, muy sonriente en los Invictus Games de Toronto

Precisamente con motivo de los Invictus Games se ha producido la primera aparición pública del Príncipe Harry y Meghan Markle como pareja. Fue en un partido de tenis en silla de ruedas que enfrentó a Australia y Nueva Zelanda y que se saldó con la victoria de estos últimos. Allí, el nieto de Isabel II y la actriz de 'Suits' derrocharon complicidad y mostraron al mundo que están felices y enamorados.

Meghan Markle no ha vuelto a aparecer por la competición, ya que tiene que seguir con las grabaciones de la serie 'Suits', pero el Príncipe Enrique de Gales sí debe estar allí, y por tanto va de partido en partido para animar a los deportistas.

Todo un padrazo

Divertido como es él, no pierde ocasión para mostrarse simpático y espontáneo en cada aparición pública, pero además ha dejado ver una faceta suya no del todo desconocida, pero que en este momento de su vida tiene una especial importancia: está hecho un padrazo.

El Príncipe Harry, muy cariñoso con una niña en los Invictus Games de TorontoEl Príncipe Harry, muy cariñoso con una niña en los Invictus Games de Toronto

El benjamín del Príncipe de Gales acudió a un partido de voleibol que enfrentó a Reino Unido y Dinamarca. Allí se sentó en las gradas junto a Hayley Henson y su hija Emily, a la que conoce por ser hija también de David Henson, atleta de los Invictus Games que fue herido en Afganistán. El Príncipe Harry no paró de hacer carantoñas a la niña y dejó ver lo bien que se le dan los niños. Seguro que sus sobrinos Jorge y Carlota están acostumbrados a sus bromas, y quizás en unos años lo estarán también los hijos que tendrá junto a Meghan Markle.

Te puede interesar