El Príncipe Guillermo recuerda el dolor por la muerte de Lady Di y lamenta que sus hijos no podrán conocerla

MUY ÍNTIMO

El Príncipe Guillermo recuerda el dolor por la muerte de Lady Di y lamenta que sus hijos no podrán conocerla

El Duque de Cambridge se ha abierto como nunca sobre la muerte de su madre y sobre lo que supone para él su familia.

El Príncipe Guillermo recuerda el dolor por la muerte de Lady Di y lamenta que sus hijos no podrán conocerla

El 31 de agosto de 1997, el mundo se paró para los Príncipes Guillermo y Harry. Ese día perdieron a su madre, Lady Di, que falleció en un accidente de tráfico en París con solo 36 años. El Duque de Cambridge tenía entonces 15 años, mientras que su hermano estaba a punto de cumplir 13.

El Príncipe Guillermo en GQEl Príncipe Guillermo en GQ
La tragedia les destrozó, y ahora que se van a cumplir 20 años del suceso, los hermanos Gales están hablando cada vez más de cómo la muerte de su madre ha condicionado el resto de sus vidas.

Debido a la campaña Heads Together en la que participa activamente el Príncipe Guillermo, y que busca que los jóvenes hablen abiertamente de sus problemas mentales para poder luchar contra ellos, el Duque de Cambridge ha concedido una entrevista a la revista GQ en la que ha hablado abiertamente sobre lo que supuso para él la desaparición de Lady Di.

El hijo del Príncipe de Gales confiesa que sigue siendo duro para él incluso 20 años después, ya que recuerda que fue terrorífico en su momento. Y también porque no fue el dolor que puede sentir la mayoría de la gente, porque todo el mundo conocía la historia", aseguró el Duque de Cambridge.

Su familia, todo para él

El nieto de la Reina Isabel comenta también lo mucho que echa de menos a su madre: "Me gustaría haber tenido sus consejos. Me encantaría que hubiera conocido a Catherine y hubiera visto crecer a los niños. Me entristece que no pueda ser, que nunca la conocerán", reveló un emocionado Guillermo de Inglaterra.

En el reportaje hay una foto en la que sale con Kate Middleton, sus hijos Jorge y Carlota y el perro de la familia. Todos ellos están en el jardín de su casa de Anmer Hall, la misma que tienen que abandonar para instalarse en Londres, como les ha pedido la Reina. Su esposa y sus vástagos lo son todo para él, y mantiene que para hacer bien su labor oficial necesita estabilidad familiar: "La estabilidad en el hogar es tan importante para mí. Quiero criar a mis hijos en un mundo feliz, estable, seguro y eso lo más importante para ambos como padres. Quiero que Jorge crezca en un ambiente real y vivo, no quiero que crezca detrás de las paredes del palacio, tiene que estar ahí afuera".

Te puede interesar