El otro Príncipe Enrique de Dinamarca que llegó para alegrar a Joaquín y Marie de Dinamarca

COMO SU ABUELO

El otro Príncipe Enrique de Dinamarca que llegó para alegrar a Joaquín y Marie de Dinamarca

El nieto de la Reina Margarita es uno de los grandes desconocidos de la Familia Real de Dinamarca.

El otro Príncipe Enrique de Dinamarca que llegó para alegrar a Joaquín y Marie de Dinamarca

Joaquin y Marie de Dinamarca forman uno de los matrimonios más estables del panorama royal. No son la pareja heredera y ello se traduce en que, dentro de lo que cabe, han podido desarrollar su vida con mayor privacidad en comparación a los Príncipes Federico y Mary de Dinamarca. Sin duda, una privilegiada situación de la que también se han beneficiado sus hijos: la Princesa Athena y el Príncipe Enrique. El pequeño es el mayor de los dos hermanos, quien en 2009 llegaba al mundo como si de un auténtico regalo se tratara para consolidar aún más a una pareja que no lo tuvo nada fácil desde los inicios de su romance.

Un homenaje a su abuelo

El Príncipe Enrique nació el 4 de mayo de 2009 en el Hospital Universitario de Copenhague, convirtiéndose en el primer vástago del matrimonio. No obstante, para el Príncipe Joaquín de Dinamarca, era el tercero. Y es que, el hermano del Heredero ya tenía dos hijos, fruto de su relación con Alexandra Manley, con quien estuvo casado cerca de diez años hasta que en el año 2005 decidieron poner punto final a su historia.

Joaquín y Marie de Dinamarca en el bautizo de su hijo EnriqueJoaquín y Marie de Dinamarca en el bautizo de su hijo Enrique

No obstante, no fue hasta el día del bautizo del pequeño, celebrado dos meses más tarde, que sus padres dieron a conocer el nombre completo de su hijo: Enrique Carlos Joaquín Alán. Y es que, con él rendían una serie de homenajes a distintos parientes, tanto de la Familia Real como de los miembros más cercanos a Marie Cavallier. Por un lado, el nombre de Enrique fue seleccionado en honor al abuelo del pequeño y marido de la Reina Margarita II de Dinamarca, el Príncipe Enrique (fallecido en 2018), así como se decantaron por Joaquín por el Príncipe y padre del pequeño.

Por su parte, la Princesa Marie quiso que su pequeño también tuviera su impronta familiar y de ahí que eligiera los nombres de Carlos y Alán. Con el primero trataba de homenajear a su hermano y con el segundo a su padre y también abuelo del pequeño, Alán Cavallier. Además, desde su nacimiento ostenta no solo el tratamiento de Alteza Real, sino también el título de Conde de Monpezat.

Una familia unida

Lo cierto es que la familia vive en la más absoluta discreción, a excepción de aquellos eventos y noticias que son de dominio público. El pequeño acude desde que cumplió seis años al colegio St Joseph, un centro católico ubicado en Ordrup, a tan solo doce kilómetros del centro de la capital. Aquel día, el joven se mostraba muy emocionado y no dudó en posar junto a sus padres y hermana ante los fotógrafos, al tiempo que contaba: "Tengo un estuche y la bolsa de la comida en la mochila. Lo que más me gusta es la aritmética".

Los Príncipes Joaquín y Marie de Dinamarca con sus cuatro hijosLos Príncipes Joaquín y Marie de Dinamarca con sus cuatro hijos

El hijo mayor del matrimonio y su hermana se llevan muy bien, hasta tal punto que se comportan como verdaderos amigos. Son compañeros de juegos y suelen disfrutar de su tiempo libre junto a la mascota de la familia, un bichón frisé llamado Apple que también ha sido protagonista de algunos posados familiares.

Ahora bien, esta rutina cambiará a finales de 2019. La Casa Real danesa anunció a comienzos de ese mismo año que el Príncipe Joaquín y su familia se trasladarían a París para que el hermano del Heredero cumpliera con un curso de entrenamiento militar que el Ministro de Exteriores francés le ofreció durante una visita oficial a su país natal. A decir verdad, poco se ha hablado de cómo han recibido el Príncipe Enrique y su hermana la noticia de la mudanza, pero algunos medios apuntan a que su madre estaría bastante preocupada por el cambio.

Joaquín y Marie de Dinamarca con los Príncipes Nicolás, Félix, Enrique y Athena en el funeral de Enrique de DinamarcaJoaquín y Marie de Dinamarca con los Príncipes Nicolás, Félix, Enrique y Athena en el funeral de Enrique de Dinamarca

El motivo de su preocupación no es tanto el traslado a Francia, de hecho ella y su familia son originarios de allí, sino cómo se adaptarán los pequeños a un cambio tan grande. En los círculos cercanos a la Princesa se comenta que el hecho de que ninguno de sus hijos domine del todo el idioma sería uno de los miedos de Marie Cavallier. No obstante, también confían en que la corta edad de los pequeños, así como la educación de la que siempre han hecho gala el Príncipe Enrique y su hermana, les ayuden en su adaptación.

Te puede interesar