Meghan Markle contrata a una agencia de comunicación para conseguir cambiar su imagen pública

UN LAVADO DE IMAGEN

Meghan Markle contrata a una agencia de comunicación para conseguir cambiar su imagen pública

El nombre de Meghan Markle ha estado en el verano de 2019 continuamente en los medios de comunicación ya que cada paso que daba se convertía en polémica.

Meghan Markle contrata a una agencia de comunicación para conseguir cambiar su imagen pública

Meghan Markle ha contratado una importante agencia de comunicación para que mejore su imagen pública después de todas las críticas y polémicas en las que se ha visto envuelta. Para ello ha contado con la empresa que ya en su día representó a Harvey Weinstein para que también mejorara su imagen. Saltándose el protocolo del Palacio de Buckingham y los consejos de sus asesores, la Duquesa de Sussex ha contratado a Sunshine Such con sede en Nueva York.

Y es que parece ser que todo lo que hace la mujer del Príncipe Harry va unido a la polémica ya que esta empresa además de ser una de las más prestigiosas de los Estados Unidos, también ha sido tachada de usar practicas negras para cambiar la imagen de sus clientes. Hasta el mismo fundador de la empresa ha reconocido que contrataron a personas para que eliminaran los comentarios negativos que había sobre sus clientes en Wikipedia.

Meghan Markle con su hijo Archie Harrison en un partido de poloMeghan Markle con su hijo Archie Harrison en un partido de polo

Lo que sí es cierto es que desde que Meghan Markle aterrizó en la Familia Real Británica, la joven actriz americana ha estado siempre rodeada de polémicas. Pero cuando estas han sido más sucesivas han sido durante el verano de 2019, cuando el público ha llegado a tachar a los Duques de Sussex de hipócritas después de haber cogido 4 vuelos privados en 11 después de realizar una charla sobre el cambio climático.

La decepción de la Familia Real Británica

Según ha informado Daily Mail, los miembros de la Realeza Británica se encuentran conmocionados con esta noticia ya que ellos cuentan con la disposición de la jefa global de relaciones públicas, Sara Latham, de quien en este caso Meghan Markle ha querido prescindir. Según ha declarado una fuente cercana a la realeza a este medio inglés: "Contratar a una firma de Hollywood para que te represente cuando eres un miembro de la realeza es poco ortodoxo como mínimo".

Te puede interesar