Marius Borg cumple 18 años: El hijo de Mette-Marit de Noruega se hace mayor de edad

CUMPLEAÑOS FELIZ

Marius Borg cumple 18 años: El hijo de Mette-Marit de Noruega se hace mayor de edad

Pese a que ni es príncipe ni pertenece a ninguna Familia Real, Marius Borg ha vivido la mayor parte de los 18 años que acaba de cumplir en un palacio. Así ha sido la vida del hijastro del Príncipe Haakon de Noruega.

Marius Borg en el 40 cumpleaños de Mette-Marit de NoruegaMarius Borg en el 40 cumpleaños de Mette-Marit de Noruega

Han pasado 18 años desde que una entonces desconocida ciudadana noruega llamada Mette-Marit Tjssem Høiby dio a luz a un niño al que llamó Marius, nacido fruto de su relación con Morten Borg, un hombre que estuvo en la cárcel en 1991 por un problema con las drogas. La pareja rompió cuando el bebé tenía cinco meses, aunque ambos han mantenido una relación cordial por el bien de Marius, lo que ha provocado que el joven adora tanto a su madre, con la que ha vivido siempre, como a su padre, al que ha tenido cerca durante todos estos años incluso cuando Morten formó su propia familia con su esposa, Celine Maktabi.

Su existencia hizo correr ríos de tinta cuando se anunció el compromiso entre el Príncipe Haakon de Noruega y Mette-Marit Tjssem Høiby, ya que no solo se trataba de que el Heredero se quisiera casar con una plebeya de turbio pasado, sino que además tenía un hijo, un hito en las Casas Reales Europeas. Desde el primer momento, Haakon de Noruega acogió a Marius como si fuera su propio hijo, y también los Reyes Harald y Sonia, que aceptaron el matrimonio de su vástago con la polémica Mette-Marit, arropando también a quien tendrían que tratar a partir de ese momento como un nieto. También los ciudadanos terminaron por dar el sí a Mette-Marit tras las palabras de su futuro Rey.

Marius Borg de niñoMarius Borg de niño

El 25 de agosto de 2001 llegó el gran día, y tanto Haakon como Mette-Marit tuvieron claro que el niño, que entonces tenía 4 años, iba a tener un papel importante en los esponsales, que salió a saludar a los ciudadanos desde el balcón del Palacio Real de Oslo, y de quien el Príncipe Haakon, totalmente enamorado de su hijastro, se acordó en su discurso durante el banquete nupcial. El pequeño se trasladó así al Palacio de Skaugum de Asker (Oslo) con su madre y su padrastro.

Feliz con sus hermanos

El tiempo fue pasando, pero los niños no tardaron en llegar, quitándole el único título que tenía, el de 'rey de la casa', si bien es cierto que estaba tan contento por tener hermanos, que no le costó nada ceder su posición. El 21 de enero de 2004, cuando Marius acababa de cumplir 7 años, vino al mundo su hermana, la Princesa Ingrid Alexandra. El 3 de diciembre de 2005 nació su hermano pequeño, el Príncipe Sverre Magnus. Ambos adoran a Marius, y a su vez, el joven mantiene una excelente relación con sus hermanos, de los que siempre está pendiente.

Los Príncipes Haakon y Mette-Marit y sus hijos en el Día Nacional de NoruegaLos Príncipes Haakon y Mette-Marit y sus hijos en el Día Nacional de Noruega

La llegada de los niños podría haber causado celos a Marius, sin embargo, tanto Mette-Marit como Haakon siempre han intentado que el joven no se sintiera desplazado, algo muy fácil al haber entrado, sin ser un miembro de pleno derecho, en la Familia Real Noruega. No es Príncipe, ni lo será, no tiene tratamiento de Alteza Real, ni representará a Noruega en actos oficiales, es un ciudadano más, pero está tan integrado en los Glücksburg que los Reyes Harald y Sonia le han tratado desde el primer día como un nieto, y él a ellos les llama abuelos. Además, sí tiene presencia oficial, de hecho la misma que sus hermanos príncipes, pues está presente en los posados familiares y en actos adecuados para la presencia de los hijos de la pareja heredera, lo que de momento seguirá haciendo. Resultó llamativo que acompañara a su madre en la reunión anual de la Clinton Global Initiative (CGI) en Estados Unidos en 2012, pero lo cierto es que se trata de un hecho insólito.

Amante del deporte y de la música

Marius Borg no dejará tampoco sus gustos y aficiones, entre las que están la música (acude a todos los conciertos que puede), el surf (afición mostrada en un vídeo que sacó a la luz Mette-Marit), el twin tip, una modalidad de esquí, el skateboard, el cine y además toca el piano. Con pasión por los deportes y las artes, Marius estudia además desde hace dos años en la escuela Wang, centro en el que los estudiantes combinan las actividades académicas con un alto nivel de deporte.

La Familia Real Noruega posa por Navidad 2014La Familia Real Noruega posa por Navidad 2014

De momento el muchacho no parece que haya heredado las problemáticas aficiones de sus padres, y es un buen chico que ha dado pocos disgustos, aunque alguna ha habido, como cuando publicó a través de las redes sociales fotos tomadas en lugares en los que se encontraba de vacaciones con la Familia Real. Debido al GPS de Instagram, aparecía la ubicación exacta, lo que provocó un escándalo al poner en cuestión la seguridad de la Familia Real; eso sí, pronto fue sofocado con una carta de los Príncipes de Noruega en el que defendieron al adolescente y le ofrecieron su total apoyo; eso sí, se acabaron las redes sociales por el momento. Alto, rubio como su madre y guapo, a sus 18 años recién cumplidos tiene una legión de admiradores, pero parece que él solo ha tenido ojos para una compañera del colegio con la que se le ha visto en más de una ocasión. El tiempo dirá qué ocurre con este príncipe sin título.

Te puede interesar