La Infanta Cristina pone dos condiciones para renunciar a sus derechos sucesorios

SUCESIÓN A LA CORONA

La Infanta Cristina pone dos condiciones para renunciar a sus derechos sucesorios

Tras muchas negativas, Cristina de Borbón se estaría pensando renunciar a sus derechos al Trono, aunque para ello pide dos cosas innegociables.

La Infanta Cristina en GinebraLa Infanta Cristina en Ginebra

Desde que estalló el Caso Nóos, y más concretamente desde que la Infanta Cristina fue imputada por su responsabilidad en Aizoon, son muchas las voces que se alzaron pidiendo que la hija mediana del anterior Jefe del Estado renunciara a sus derechos sucesorios. Aunque ostenta el sexto lugar tras las hijas del Rey Felipe VI, laInfanta Elena y dos vástagos, y por tanto sus posibilidades de ser Reina de España son escasas, resulta hiriente que una imputada por fraude fiscal se encuentre en la línea de sucesión al Trono.

Por ahora, los intentos del Rey Juan Carlos de que su hija dijera adiós a sus derechos dinásticos han sido en vano, ya que ella se ha negado en rotundo no durante meses, sino ya durante años. Sin embargo, parece que la renuncia de Cristina de Borbón está cada vez más cerca.

La Infanta Cristina declara como imputadaLa Infanta Cristina declara como imputada

Paloma Barrientos ha contado en 'El Programa de Ana Rosa' que la Duquesa de Palma habría establecido dos condiciones necesarias para su renuncia. La primera de ellas es que a sus hijos no les afecte, y que su renuncia sea por ella, pero no por sus descendientes.

Nueva y futura vida en Madrid

En el caso de otras renuncias históricas en la Familia Real, quien se apartaba de la línea sucesoria lo hacía por ella misma y por los hijos que pudiera tener, pero era así porque no habían nacido. En el caso de la hermana de Felipe VI, al ser madre ya de cuatro hijos, en principio no tendría que arrebatarles a ellos los derechos con los que cuentan desde su nacimiento.

La Infanta Cristina en la misa conmemorativa del centenario del nacimiento del Conde de BarcelonaLa Infanta Cristina en la misa conmemorativa del centenario del nacimiento del Conde de Barcelona

La otra condición sería que se le garantice que pueda regresar a España en buenas condiciones, es decir, que no se le obligue a permanecer en el exilio y que cuando regrese pueda trabajar en España. Barcelona no sería el destino elegido, ya que consideran que allí ya no les queda nada. Además, sus hijos tuvieron problemas en el colegio con algunos compañeros en la ciudad condal, y no desean que vuelva a ocurrir. Así, parece que el destino futuro en el que se asentarían sería Madrid. Habrá que esperar para conocer si la esperada renuncia llega a producirse.

Te puede interesar