La Familia Real Danesa, todo amor y sonrisas en la recepción de Año Nuevo 2020

EN AMALIENBORG

La Familia Real Danesa, todo amor y sonrisas en la recepción de Año Nuevo 2020

La Reina Margarita ha reunido a sus hijos Joaquín y Federico de Dinamarca, junto a sus mujeres, y a la Princesa Benedicta de Dinamarca, en la tradicional recepción de Año Nuevo en Copenhague.

La Familia Real Danesa, todo amor y sonrisas en la recepción de Año Nuevo 2020

La Monarquía danesa es de tradiciones, por ello un año más, la Reina Margarita ha ofrecido una recepción de Año Nuevo en el Palacio de Amalienborg. Para este solemne acto, los miembros de la Familia Real se visten con sus mejores galas y acuden a desear un feliz año nuevo a los miembros del gobierno y altas autoridades del país. Este año la Reina Margarita estuvo acompañada por sus dos hijos, los Príncipes Federico y Joaquín de Dinamarca, junto a sus respectivas esposas, y de su hermana, la Princesa Benedicta de Dinamarca.

La Reina Margarita de Dinamarca en la recepción de Año Nuevo 2020La Reina Margarita de Dinamarca en la recepción de Año Nuevo 2020
La Reina Margarita de Dinamarca decidió lucir la Tiara de Esmeraldas Rosenborg, una joya de oro y plata con esmeraldas realizada en 1840 para las bodas de plata de los reyes Cristian VIII y Carolina Amalia de Dinamarca y que solo la Monarca puede lucir. También lució los pendientes y el collar que forman parte del mismo juego de joyas. En cuanto al vestuario para presidir esta ceremonia, la Reina Margarita eligió un vestido verde de encaje con una estola de piel. La Familia Real Danesa al completo llevó el collar de la Orden del Elefante, la más alta distinción que se entrega y de la que forman parte.

Desfile de grandes joyas y vestidos

Los Príncipes Joaquín y Marie de Dinamarca en la recepción de Año Nuevo 2020Los Príncipes Joaquín y Marie de Dinamarca en la recepción de Año Nuevo 2020
Esta cita nos ha dejado las primeras imágenes de tiaras de 2020. La Princesa Mary de Dinamarca, vistió para la ocasión el mismo diseño de terciopelo burdeos de Birgit Hallstein con el que dio la bienvenida al año 2007 y se decantó por la Tiara Parure de Rubíes, que ya acostumbra a lucir las citas más destacadas de su agenda. Realizada con rubíes y diamantes en forma de laurel, la diadema forma parte del joyero real danés desde tiempos de la Reina Ingrid. La esposa del Príncipe Federico de Dinamarca también se adornó con la gargantilla, el broche y la pulsera que forman parte del mismo juego, a tono con su vestido.

Por otra parte, el Príncipe Joaquín de Dinamarca y su esposa la Princesa Marie de Dinamarca también quisieron formar parte de este importante acto que da entrada a 2020, y aunque residen en Francia junto a su familia desde verano de 2019, se desplazaron hasta Copenhague para la ocasión. La Princesa optó por la tiara de diamantes y con la forma de una guirnalda de flores que le regaló en 2008 su suegra, la Reina Margarita de Dinamarca, con motivo de su boda con el Príncipe Joaquín. El vestido que lució en la recepción también era repetido, ya que se trata del diseño de Henrik Hviid de color azul y manga francesa que se puso en 2009 para asistir a la que fue su primera gala de Año Nuevo.

Te puede interesar