Del castigo de la Reina Isabel al Príncipe Andrés a la decisión del Príncipe Carlos para salvar la Corona

ESCANDALO EPSTEIN

Del castigo de la Reina Isabel al Príncipe Andrés a la decisión del Príncipe Carlos para salvar la Corona

Pese a su cierta indulgencia, ha tomado otra decisión contra el Príncipe Carlos. Más duro es el Príncipe de Gales, que quiere proteger la Corona por encima de todo.

Del castigo de la Reina Isabel al Príncipe Andrés a la decisión del Príncipe Carlos para salvar la Corona

El escándalo Epstein estaba pasando de puntillas para la Familia Real Británica hasta que el suicidio del depredador sexual en su celda en agosto de 2018 hizo que todas las miradas se posaran en el Príncipe Andrés. No solo había sido amigo íntimo de Jeffrey Epstein, sino que Virginia Roberts, una víctima de la trama de abusos sexuales a menores montada por el millonario, había acusado directamente al Duque de York.

El Príncipe Andrés en una área privada de Buckingham PalaceEl Príncipe Andrés en una área privada de Buckingham Palace

El 16 de noviembre cavó su propia tumba con una desastrosa entrevista a BBC en la que el Príncipe Andrés no solo limpió su nombre, sino que se hundió y amenazó con llevarse también a la Corona por delante. Buckingham Palace tuvo que dar un golpe de efecto y apartó de los actos oficiales al Príncipe Andrés. La decisión fue tomada por la Reina Isabel y el Príncipe Carlos, que no veían otra salida ante el escándalo.

La Monarca concedió a su hijo favorito la posibilidad de señalar en su comunicado de renuncia que había sido él el que había dado el paso de apartarse, algo que se ha demostrado que no fue cierto, como tampoco que la Reina Isabel había dado su aprobación a la entrevista. El Príncipe Andrés le dijo que quería enfrentarse al escándalo, pero no entró en detalles. Quizás si lo hubiera hecho, la Reina hubiera impedido tan lamentable espectáculo.

La Jefa del Estado ha tenido que andarse con cuidado para no destruir en sus últimos años el reinado más largo de la historia de Reino Unido. Apartar a su tercer hijo fue un acierto, pero el permitir que mantenga su despacho en Buckingham Palace y que se encarga de organización de eventos en la residencia oficial de la Reina y en St James Palace es un gran error.

Quizás por ello ha querido enmendarse cancelando la celebración del 60 cumpleaños del Duque de York. Nacido el 19 de febrero de 1960, la Familia Real Británica se preparaba para festejar por todo lo alto tan importante efeméride, pero ahora ya no será así. En su lugar, The Sunday Times ha desvelado que la Monarca está organizando una pequeña cena familiar. Nadie entendería grandes fastos para homenajear al hombre que ha puesto a la Monarquía al borde del precipicio.

La dureza del Príncipe Carlos

Quien probablemente no acuda a la pequeña celebración es el Príncipe Carlos. Su relación con su hermano siempre ha sido tirante, y ahora es todavía peor. El Príncipe de Gales lleva siendo sucesor desde que tiene uso de razón, y ahora que la Reina se encuentra en sus últimos años, el escándalo Epstein está dañando profundamente la Monarquía y puede comprometer el reinado de Carlos.

El Príncipe Carlos, el Príncipe Andrés, el Príncipe Eduardo, la Princesa Ana y Sir Timothy Laurence en la Misa de Navidad 2017El Príncipe Carlos, el Príncipe Andrés, el Príncipe Eduardo, la Princesa Ana y Sir Timothy Laurence en la Misa de Navidad 2017

Así, el Príncipe Carlos tiene claro que el Duque de York jamás volverá a representar a la Corona y que debe permanecer lo más alejado posible. A la Reina le duele apartar a su hijo favorito, pero al Príncipe de Gales no le tiembla el pulso y no lo hará. Así, aunque el Príncipe Andrés espera limpiar su nombre y volver a sus obligaciones. Su hermano y su futuro Rey se va a encargar de que esto no ocurra. Carlos va a ser implacable porque está en juego la Corona que tantos años lleva esperando, y con eso no se juega.

Te puede interesar