Lucía Fernanda: "No hay mujeres gitanas productoras y yo me fui a Inglaterra para serlo"

UN DEBUT FLAMENCO

Lucía Fernanda: "No hay mujeres gitanas productoras y yo me fui a Inglaterra para serlo"

Tiene la voz aflamencada y le gusta la electrónica. Esto es lo que refleja Lucía Fernanda en 'La manta', su primer single como artista profesional.

Lucía Fernanda: "No hay mujeres gitanas productoras y yo me fui a Inglaterra para serlo"

La hija de Antonio Carmona y Mariola Orellana se lanza de cabeza en la industria musical con su primer tema 'La Manta' en la que ha querido apostar por un estilo musical innovador, mezclando el flamenco de sus raíces con la música electrónica y sonidos latinos. Desde que lanzó el single ha recibido numerosas críticas que la comparan con Rosalía pero lejos de ofenderse a Lucía Fernanda le agrada que le comparen con una artista de ese nivel. Reconoce que ambas fusionan el flamenco pero lo hacen de manera diferente.

El videoclip que acompaña a la canción de Lucía Fernanda y que recoge casi 100.000 visualizaciones en Youtube se desenvuelve en una fiesta de pedida de mano gitana. La cantante asegura que el principal objetivo no era mostrar un empoderamiento femenino pero es obvio que puede verse una crítica feminista dentro del mundo gitano.

La acogida que está teniendo la hija de Carmona está superando sus expectativas y le da más energía para seguir luchando por sus sueños. En septiembre lanzará su segundo single y a principios de 2020, estará a la venta su primer disco. El que no corre vuelva y está claro que Lucía Fernanda no quiere perder el tiempo ni el tirón que está teniendo.

Raíces flamencas

Bien es cierto que si los padres de Lucía Fernanda no fueran quienes son, su debut en la música habría sido más costoso y con menos facilidades, pues no se puede olvidar que Antonio Carmona también fue pionero en fusionar el flamenco con otro estilo dando vida al grupo Ketama. El éxito de su padre y sus tíos supone una presión para Lucía Carmona y Marina Carmona en sus respectivas carreras musicales.

Antonio Carmona y sus hermanos crearon Ketama y se habló de una reinvención del flamenco a base de fusión. Fueron innovadores y de ahí que el grupo pegara un pelotazo a mediados de los 90 con discos como 'De akí a Ketama'. Como siempre pasa en estos casos, fueron cuestionados por los más puristas del género pero demostraron que sus raíces podían crear un nuevo flamenco. El mejor ejemplo de que esto puede seguir sucediendo es Rosalía. Ella ha acercado el flamenco, con su fusión con los ritmos urbanos, a un público que antes no se hubiera podido imaginar que encontraría en este estilo algo de su interés.

Te puede interesar