Todo lo que debes saber sobre Gwen Stefani, la cantante que nos conquistó con 'No Doubt'

AL DETALLE

Todo lo que debes saber sobre Gwen Stefani, la cantante que nos conquistó con 'No Doubt'

La cantante, que tanto éxito ha cosechado en el plano profesional, ha tenido que hacer frente a complicados reveses personales.

Todo lo que debes saber sobre Gwen Stefani, la cantante que nos conquistó con 'No Doubt'

'No Doubt' aterrizó en la década de los ochenta para revolucionar el panorama musical del momento en Estados Unidos. Lo hizo gracias a su propuesta de un nuevo tipo de música rock, influenciado por otros muchos estilos, que lograron un gran número de seguidores en poco tiempo y, en cuyo éxito, el papel de su vocalista ha sido fundamental. Se trata de Gwen Stefani, la cantante y voz principal de la banda que conquistó al público con su fuerza, cambios de registro y sus arriesgadas indumentarias que, además, la convirtieron en un referente de estilo a medio camino entre el puro rock y el aire pin-up.

Gwen Stefani acude al Jingle Ball 2014 en Nueva YorkGwen Stefani acude al Jingle Ball 2014 en Nueva York

Desde su llegada al grupo, Gwen Stefani sabía que lo hacía para quedarse y, lo cierto es que siendo tan joven, el público ha sido testigo de toda su trayectoria profesional y personal, pues inevitablemente ha crecido ante los ojos de miles de seguidores. El éxito de la banda es indiscutible, pues así lo demuestran sus diferentes premios y nominaciones, pero lo que quizás muchos no saben es que el rumbo de No Doubt podría haber sido otro de no haber acertado en incorporar a Stefani como vocalista. La cantante ahora es una madre orgullosa que ha tenido que pasar por la dureza de un divorcio y ha tenido la oportunidad de desarrollar su carrera en solitario. Pero, ¿quieres saber más? Te contamos todo lo que no puedes perderte de Gwen Stefani, la vocalista de No Doubt.

Una mujer muy polifacética

Aunque ella puede que sea la cara más visible del grupo, lo cierto es que el verdadero artífice de la banda fue ni más ni menos que su hermano. Eric Stefani era el teclista, mientras que por aquel entonces Gwen solo hacía los coros de manera esporádica. No obstante, después de que se suicidara el hasta entonces vocalista de No Doubt, Stefani le propuso a su hermana ser integrante de la banda y asumir el papel de convertirse en la voz principal. Por aquella época ella estaba metida de lleno en disfrutar de su experiencia en la Universidad, pero el éxito de 'Tragic Kingdom', su segundo disco, se tradujo en una gira de dos años que obligó a la cantante a dejar aparcados sus estudios.

No DoubtNo Doubt

Si algo ha caracterizado a No Doubt han sido las constantes entradas y salidas de sus miembros a lo largo de sus más de dos décadas de existencia. Paradójicamente, el hermano de Gwen Stefani terminaría por abandonar el grupo que él mismo formó para convertirse en dibujante de 'Los Simpson', mientras que su hermana seguiría siendo el referente del mismo con el paso de los años. Tras el éxito cosechado, en 2004 la cantante comunicaba a la banda su intención de hacer un alto en el camino para poder explotar su faceta como solista que se saldó con cuatro álbumes y numerosas nominaciones y reconocimientos a su trabajo.

Ahora bien, Gwen Stefani no solo ha sido cantante, sino que durante los parones de la banda, también ha sacado tiempo para convertirse en diseñadora de una línea de ropa que triunfó entre las celebrities estadounidenses, una colección de muñecas inspiradas en ella, así como también hizo su inmersión en el cine. Esto último lo hizo por la puerta grande, ya que gracias a su interpretación de la actriz Jean Harlow en 'El aviador', logró una nominación del Sindicato de Actores, una hazaña nada desdeñable para ser su primer trabajo en la gran pantalla.

Un matrimonio complicado

La primera relación que públicamente se le conoció fue precisamente con su compañero y bajista de la banda, Tony Kanal. En un primer momento, él no quería dar un paso adelante en su romance, ya que el hermano de Gwen Stefani todavía estaba en la banda, pero finalmente en 1992 decidieron hacer oficial su relación. Sin embargo, lo suyo no duró mucho, ya que se desconoce si ya habían roto o fue el inicio de su romance con Gavin Rossdale, vocalista del grupo Bush, el detonante de su ruptura.

Gwen Stefani y Gavin Rossdale en la fiesta de Vanity FairGwen Stefani y Gavin Rossdale en la fiesta de Vanity Fair

Sea como fuere Rossdale y Stefani demostraron que lo suyo iba en serio y en 2002 terminaron pasando por el altar mediante dos ceremonias: la primera celebrada en la más estricta intimidad en Londres y la segunda solo unas semanas más tarde celebrada en Los Ángeles. Sin embargo, cuando parecía que ambos atravesaban su mejor momento personal, la noticia de que Rossdale tenía una hija secreta fruto de una relación anterior cayó como un jarro de agua fría en la pareja. La propia Gwen Stefani reconoció que esto había hecho mella en su matrimonio, pero ambos lo superaron y solo un año más tarde la cantante anunciaba durante un concierto que estaban esperando su primer hijo.

El pequeño, que nació en 2006, apenas dos años después se convertiría en el hermano mayor de Zuma Nesta, el segundo vástago de la pareja. Ahora bien, en 2014 Gwen Stefani sorprendía a todos sus fans con la noticia de que estaba embarazada por tercera vez, en esta ocasión de un niño al que llamaron Apollo. Con este nacimiento, lo que nadie se esperaba era el anuncio de divorcio que la pareja hizo solo un año más tarde y que tan duro fue para Stefani.

Gwen Stefani y Gavin Rossdale con sus hijosGwen Stefani y Gavin Rossdale con sus hijos

Y es que, su marido le había sido infiel en repetidas ocasiones con la niñera de sus tres hijos durante los últimos tres años que trabajó para ellos, lo que en palabras de la cantante fue un "auténtico infierno". Con ello se desvanecía la idílica imagen familiar con la que siempre había soñado la vocalista de No Doubt: "Todo lo que quería en mi vida era tener hijos y casarme, tal y como lo hicieron mis padres". Inmediatamente la ya expareja firmó el divorcio, dejando así atrás una de las etapas más complicadas de su vida y que mayor shock provocó en el panorama de sociedad estadounidense.

Ha recuperado la sonrisa

Afortunadamente, el destino le tenía guardada una sorpresa a Gwen Stefani, o más bien lo hacía su trabajo como coach en la versión estadounidense de 'La Voz'. En pleno proceso de separación, allí coincidió con otro conocido cantante del país, Blake Shelton, quien también estaba atravesando uno de sus momentos más difíciles, ya que se estaba separando de la que había sido su mujer, la también cantante Miranda Lambert. Lo cierto es que la cantante de No Doubt solo estuvo una temporada en el talent, pero suficiente para recuperar con la estrella del country la sonrisa que había perdido desde que descubrió la infidelidad de Rossdale.

Blake Shelton y Gwen Stefani en la fiesta Vanity Fair 2016Blake Shelton y Gwen Stefani en la fiesta Vanity Fair 2016

Desde entonces, Blake Shelton y Gwen Stefani son la viva imagen del amor y la felicidad. No hay fecha señalada que no se feliciten públicamente con tiernos mensajes a través de las redes sociales, e incluso la pareja podría estar pensando en pasar por el altar y tener un hijo en común, algo que solo el tiempo confirmará.

Un icono de estilo

Arriesgada y amante de los looks un tanto extravagantes, Gwen Stefani se convirtió en un auténtico referente de la moda en la década de los noventa. Sus indumentarias rockeras, en las que el cuero, las plataformas y las cadenas no faltaban, marcaron a toda una legión de seguidores que también cayeron en las redes del animal print, de la misma forma que lo haría la vocalista de No Doubt.

Gwen Stefani en la gala Teen Choice Awards 2012Gwen Stefani en la gala Teen Choice Awards 2012
Con el paso de los años, la cantante ha moderado su vestimenta y lejos quedan ya aquellos looks tan llamativos que acaparaban toda la atención cuando desfilaba por las alfombras de los premios más relevantes del país, a excepción de los estampados de animales, de los que confiesa seguir siendo una auténtica apasionada. Ahora bien, aunque su rubio platino y sus labios rojos han sido desde siempre su seña de identidad, lo cierto es que durante la década de los noventa puso de moda el bindi, el punto rojo o la joya que en algunas zonas de Asia las mujeres se ponen en la frente, y que la cantante popularizó como elemento decorativo y no religioso.

Te puede interesar