Vogue, acusada de emplear Photoshop para retocar el cuerpo de la modelo curvy Ashley Graham

PHOTOSHOP

Vogue, acusada de emplear Photoshop para retocar el cuerpo de la modelo curvy Ashley Graham

El número de marzo de la revista pretende celebrar todos los tipos de belleza con modelos de diferentes partes del mundo.

Vogue, acusada de emplear Photoshop para retocar el cuerpo de la modelo curvy Ashley Graham

La revista Vogue ha sido acusada de alterar digitalmente su nueva portada protagonizada por las modelos Gigi Hadid, Ashley Graham y Kendall Jenner. La edición de marzo afirma celebrar todos los tipos de belleza y también cuenta con la presencia de las modelos Adwoa Aboah, Liu Wen, Vittoria Ceretti e Imaan Hamman.

Portada de marzo de la revista Vogue/ Fuente: Instagram Ashley GrahamPortada de marzo de la revista Vogue/ Fuente: Instagram Ashley Graham

En la fotografía se pueden ver a las jóvenes con camisetas negras y pantalones cortos agarradas unas a otras. El principal motivo de polémica ha sido que Ashley Graham es la única que tiene su mano apoyada en el muslo, además de que parece que le han retocado una franja blanca del pantalón, haciéndole parecer más delgada mediante el uso de Photoshop. También ha sido muy comentada la extremada longitud del brazo de Gigi Hadid, situada en el centro, y que llega a agarrar a Graham, colocada más alejada.

Muchos son los que se han pronunciado y quejado acerca de la manipulación de la revista con los cuerpos de las modelos. Acusándole de promocionar 'todos los tipos de belleza' y luego retocar las fotos para hacer a las modelos más delgadas. Otros han apoyado a Graham y defendido que sus piernas no son gordas y que no debería cubrirse a sí misma o sentirse incómoda al lado de las otras chicas.

El mensaje de la revista dice 'ninguna norma es la nueva norma', y promueve el cambio de visión en el mundo de la moda y alaba a las mujeres que predican su propia belleza particular. Las modelos, procedentes de todo el mundo (Liu de China, Vittoria de Italia, Adwoa del Reino Unido e Imann de los Países Bajos), se reunieron para la sesión de fotos en las playas de Malibú. Para Kendall Jenner es la segunda vez que protagoniza la portada de esta revista y dice que para ella es muy significativo compartirla no sólo con una de sus mejores amigas, sino con todas esas mujeres maravillosas.

Ashley Graham posando para su colección 'Swimforall'Ashley Graham posando para su colección 'Swimforall'

Reflexionando sobre el negocio de la moda, Hadid, de 21 años, declaró que conocía a mucha gente de la industria que es compasiva y de mentalidad abierta, y que aprecian la creatividad y la originalidad. Por ello, promueve que seamos nosotros mismos.

Ashley Graham defiende a Vogue

Por su parte, la de Nebraska ha querido pronunciarse tras la lluvia de críticas contra la revista. La modelo de 28 años ha publicado a través de su cuenta de Instagram que ella fue la que decidió posar así y que nadie la obligó a hacerlo, al tiempo que agradece a la publicación haber contado con ella para esta portada. Hay que recordar, más allá de la polémica, que Graham siempre ha declarado que no le importa su talla o tener celulitis y que es muy feliz con su cuerpo.

Te puede interesar