El suicidio de Robin Williams pudo estar relacionado con una enfermedad neurodegenerativa

NUEVAS INFORMACIONES

El suicidio de Robin Williams pudo estar relacionado con una enfermedad neurodegenerativa

Se ha revelado que el actor habría padecido demencia de cuerpos de Lewy, enfermedad cuyos síntomas se asocian al Parkinson.

Robin Williams en los SiriusXM Studios de Nueva YorkRobin Williams en los SiriusXM Studios de Nueva York

Ya han pasado tres meses desde la triste noticia de la muerte del querido actor Robin Williams, pero aún siguen apareciendo nuevas informaciones respecto a las circunstancias del suicidio del actor. La semana pasada, la autopsia concluyó que Robin no había consumido drogas o alcohol antes de morir y el pasado martes han aparecido informaciones que indican que, además de sufrir Parkinson y una depresión, el actor también padecía otra enfermedad degenerativa.

Según TMZ, fuentes cercanas a la familia de Robin Williams han declarado que el suicidio del actor fue provocado por una enfermedad llamada demencia de cuerpos de Lewy. El portal ha obtenido documentos que muestran que Williams estaba luchando contra la enfermedad, que se caracteriza por anormales depósitos de proteínas en el cerebro, alterando la función normal del mismo: deterioro de la memoria, falta de criterio, confusión, alucinaciones, delirios, síntomas parkinsonianos y respuestas anormales a diversos fármacos. La depresión, que el actor había sufrido durante años, es otro de los síntomas de la enfermedad.

Posible causa principal del suicidio

La demencia de cuerpos de Lewy es la tercera causa de demencia trás el Alzheimer y la demencia vascular. La familia de Robin Williams, según las fuentes, estaría convencida de que esta enfermedad fue el "factor clave" que le llevó a quitarse la vida. Los médicos del actor coinciden con ellos al creer que esta pudo ser la causa principal del suicidio.

Robin Williams y su mujer Susan SchneiderRobin Williams y su mujer Susan Schneider

Según su mujer, Susan Schneider, el actor se quejaba de muchos de los efectos de esta demencia, que no se ha conocido que sufría hasta el fallecimiento de Williams. Ella aseguró tras su muerte que el actor estaba en las primeras fases de la enfermedad de Parkinson, además de la depresión y ansiedad que ya sufría: "La sobriedad de Robin estaba intacta, fue valiente, estaba luchando en sus propias batallas".

Te puede interesar