Mario Biondo podría no haber estado solo la noche de su muerte

NOVEDADES

Mario Biondo podría no haber estado solo la noche de su muerte

Todo parecía apuntar a que el cámara de televisión falleció en su domicilio sin ningún tipo de compañía, pero su red wifi dice lo contrario.

Mario Biondo podría no haber estado solo la noche de su muerte

Han pasado muchos años desde que Mario Biondo apareció muerto en su domicilio de Madrid, concretamente todo ocurrió el 30 de mayo de 2013. En ese momento el forense concluyó que se había tratado de un suicidio y la Justicia española archivó el caso, sin embargo, su familia no ha parado de luchar para demostrar que en realidad no se trató de un suicidio, sino que detrás de su muerte creen que hubo algo más.

Mario Biondo con sus padresMario Biondo con sus padres

Lo que sus padres han querido demostrar es que fue asesinado, y tras tres autopsias, dos exhumaciones y muchas pruebas más, el caso sigue sin resolverse. Santina y Pippo Biondo, los padres del que fuera cámara de Telecinco, lo llevaron a los tribunales italianos y allí su muerte continúa siendo investigada.

Fue en 2020 cuando la Fiscalía de Palermo decidió mantener abierto, mientras que busca que de una vez por todas las dudas puedan resolverse. Y ahora parece que el caso podría dar un giro sustancial, un giro que podría ser clave para resolver la muerte del que fue marido de Raquel Sánchez Silva, con quien tan solo llevaba un año casado cuando murió.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo el día de su bodaRaquel Sánchez Silva y Mario Biondo el día de su boda

Una investigación dirigida por la abogada italiana Carmelita Morreale y entregada ya a la Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Palermo concluye que al menos una persona del entorno de Mario Biondo estuvo junto a él el día de su muerte. Todo parece apuntar a que no estaba solo en el momento en el que perdió la vida, y es que había otra persona conectada a la web wifi de la casa que compartía con la presentadora de televisión. La letrada ha demostrado que también se conectaron a sus perfiles de Facebook y Twitter.

Datos contrastados

Morreale ha hablado con el medio La Vanguardia para poder esclarecer quién era la persona o personas que estaban junto a Mario Biondo: "Lo que por ahora se sabe es que uno de los dos teléfonos móviles se enganchó automáticamente a la wifi de la casa, es decir, su red y contraseña estaban en la memoria del dispositivo", ha apuntado. Descubrir esto ha sido posible después de que una empresa especialista en el mal uso de Internet haya podido geolocalizar las conexiones.

Sus redes sociales se reactivaron a las 9.00 y 9.01 horas del 30 de mayo. Uno de los terminales cambió su ubicación con la asignación de una nueva IP a las 17.04 horas. El otro haría lo propio unos minutos más tarde, a las 17.25 horas. Del mismo modo, uno se colocó en la vivienda del operador de cámara a las 19.11 horas y a las 19.26 volvió a conectarse a la IP. La última señal del primero se registró a las 20.09 horas y el segundo a las 21.23. Fue unas horas más tarde cuando Mario Biondo murió.

Te puede interesar