La mala relación de Irina Shayk y la madre de Cristiano Ronaldo pone en peligro la pareja

PROBLEMAS FAMILIARES

La mala relación de Irina Shayk y la madre de Cristiano Ronaldo pone en peligro la pareja

La tirantez existente entre suegra y nuera y la distancia a la que se enfrentan Cristiano e Irina están provocando que su relación esté en horas bajas.

Irina ShaykIrina Shayk en el Estadio Santiago Bernabéu

Cristiano Ronaldo, que ha confirmado que Mourinho seguirá entrenando al Real Madrid, vive en un momento dulce en el terreno profesional, pues su equipo está a 10 puntos del Fútbol Club Barcelona en la Liga Española, sin embargo en el ámbito profesional los problemas crecen.

El futbolista luso mantiene una relación con la explosiva modelo Irina Shayk, sin embargo la felicidad no es completa, pues la relación de la rusa con su madre, Dolores Aveiro, no es tan fluida como desearía Ronaldo.

Cansado de sus desavenencias, el madridista estaría replanteándose su noviazgo con Irina, pues su madre es un pilar fundamental en su vida y no soporta que no se lleven bien. Cabe destacar también que Cristino y la modelo no están en su mejor momento debido a que mientras Ronaldo debe permanecer en Madrid por su trabajo, Irina viaja por el mundo por motivos laborales y cada vez más, pues es una de las modelos más cotizadas.

Cristiano Ronaldo instó a su madre a abandonar su casa

Su madre, Dolores Aveiro, es un gran apoyo para Cristiano y ayuda al jugador a cuidar de su hijo. Sin embargo, desde que comenzó a salir con la modelo rusa, las disputas entre madre y nuera no han dejado de sucederse, tanto que incluso el delantero madridista invitó a su progenitora a abandonar su casa.

Cristiano Ronaldo e Irina ShaykCristiano Ronaldo e Irina Shayk

La mala relación entre Irina Shayk y Dolores Aveiro quedó patente en el partido que enfrentó al Real Madrid y al Espanyol en la jornada 26 de la Liga, donde ambas fueron testigos de excepción de la victoria del equipo merengue en el Estadio Santiago Bernabéu.

En esa ocasión, quedó más que claro que no se llevan bien, pues Irina y la madre de Cristiano se sentaron en lados opuestos y ni siquiera se miraron durante todo el partido.

Te puede interesar