Iker Casillas y Sara Carbonero se instalan de nuevo en Madrid con sus hijos

MUY OPTIMISTA

Iker Casillas y Sara Carbonero se instalan de nuevo en Madrid con sus hijos

La reportera deportiva recibirá tratamiento en Madrid, por lo que toda la familia se volverá a instalar en la capital, dejando al menos de forma temporal Oporto.

Iker Casillas y Sara Carbonero se instalan de nuevo en Madrid con sus hijos

Iker Casillas, Sara Carbonero y sus hijos vuelven a Madrid. Al tiempo que el portero del Porto se recupera del infarto de miocardio que sufrió durante un entrenamiento con el equipo el 1 de mayo, su mujer supo en una revisión ginecológica rutinaria que tenía que un tumor maligno en el ovario del que fue operada el 20 de mayo. Una semana después recibía el alta médica y ahora la familia se recupera en Madrid, donde han decidido volver a instalarse.

La periodista deportiva fue la encargada de contar a través de sus redes sociales, el mismo medio que empleó para desvelar que sufre cáncer, que el lunes 27 de mayo por la tarde recibió el alta hospitalario y se recupera en casa rodeada de los suyos, que no le han dejado ni un solo momento sola desde que le diagnosticaron la enfermedad.

Sara Carbonero acompañando a Iker Casillas tras recibir el altaSara Carbonero acompañando a Iker Casillas tras recibir el alta

Según informa Lecturas, Sara Carbonero e Iker Casillas han tomado la decisión de instalarse de nuevo en la capital de España para que ella reciba aquí el tratamiento con el que luchar contra el cáncer de ovario que padece.

Sara Carbonero, con muchas ganas de luchar

Por el momento no se han desvelado los detalles del tratamiento que tendrá que recibir pero ella ya ha asegurado que está con fuerza para luchar: "Muchísimas gracias por todas las muestras de cariño que he recibido estos días. Me encantaría responder una por una pero es imposible. Ahora toca ponerse fuerte y seguir. Gracias a todos de corazón", escribía en sus redes sociales junto a algunos de los ramos de flores que ha recibido estos días para sacarle una sonrisa.

Te puede interesar