Enemigas Íntimas: Samantha Vallejo-Nágera y Caritina Goyanes, la maestra y su aprendiz convertidas en rivales

ENEMIGAS ÍNTIMAS

Enemigas Íntimas: Samantha Vallejo-Nágera y Caritina Goyanes, la maestra y su aprendiz convertidas en rivales

La hija de Cari Lapique fue considerada durante un tiempo la mano derecha de la popular cocinera

Enemigas Íntimas: Samantha Vallejo-Nágera y Caritina Goyanes, la maestra y su aprendiz convertidas en rivales

Que la relación jefe-empleado es difícil no es ningún secreto. Son muchos los que no pueden ni ver a sus superiores más allá de la zona de trabajo. Sin embargo, hay otros tantos que mantienen buena relación con aquellos a quien acaban considerando mentores o maestros. Algo así fue lo que sucedió entre Samantha Vallejo-Nágera y Caritina Goyanes, que comparten una misma pasión por la cocina que igual que las unió acabó separándolas.

Es curioso cómo la hija de Cari Lapique pasó de ser considerada como la mano derecha de la mediática cocinera a no volver a dejarse ver juntas en público. Su historia es la de una maestra y una aprendiz que acabaron siendo uña y carne, hasta que la pupila voló en solitario y comenzó a hacerle la competencia a la persona de la que lo había aprendido (casi) todo. En alguna ocasión, han insistido en que no existe ninguna rivalidad entre ellas, pero no nos cabe duda que Samantha Vallejo-Nájera y Caritina Goyanes son dos auténticas Enemigas Íntimas.

Samantha de España

Para conocer a fondo esta historia tenemos que remontarnos a la creación de la empresa de catering de Samantha. Un proyecto que nació cuando la española comenzó a repartir tortillas en Nueva York con su bicicleta a finales de los 90. De ahí a convertirse en uno de los caterings de referencia de los actos más relevantes de la alta sociedad madrileña solo tuvieron que pasar unos años a base de esfuerzo y trabajo de la juez de 'MasterChef'.

Samantha Vallejo Nájera en los Premios Conde Nast Traveler 2019Samantha Vallejo Nájera en los Premios Conde Nast Traveler 2019

Samantha de España, así se llama el catering de la cocinera, trabaja para bodas de particulares y eventos privados en los que destaca su buen trato, su sencillez y sus precios asequibles. La empresa ha adquirido tal tamaño y relevancia que, a pesar de cuidar al detalle personalmente sus servicios, Samantha tiene tal plantilla que puede permitirse delegar y alejarse del catering para cumplir con sus otros compromisos profesionales.

La formación de Caritina Goyanes

Cuando el catering de Samantha comenzó su andadura en España, dando servicio a eventos como la boda de Camilo José Cela, entre muchos otros, contó en sus filas con una peculiar aprendiz. Caritina Goyanes, que empezaba entonces a adentrarse en el mundo de la cocina, se unía a la empresa de la que ya era su amiga Samantha Vallejo-Nagera para formarse en ese peculiar y competitivo mundo.

Caritina Goyanes en una fiesta Yo DonaCaritina Goyanes en una fiesta Yo Dona

Caritina dejaba entonces a un lado su carrera como abogada tras haber finalizado los estudios de Derecho. Sin embargo, en 2001, tras tres años trabajando y aprendiendo de su amiga, decidió retomar la abogacía. Su vuelta a los despachos no duró mucho y es que, una vez metida en faena, Caritina comprobó que su verdadera pasión era la cocina y que la abogacía no le llenaba de la misma manera.

Grandes amigas

Más allá de su relación profesional, Samantha Vallejo-Nágera y Caritina Goyanes eran amigas. Sus familias, siempre bien relacionadas dentro de la alta sociedad, siempre habían tenido muy buen trato, incluso se veía a unos y a otros viajando juntos a destinos como Disneyland París. Esto hizo que la relación profesional entre ellas fuese muy fructífera y la una depositase toda la confianza en la otra. Muchos hablaban entonces de que Caritina se había acabado convirtiendo en la mano derecha de Samantha dentro del catering, una persona en la que confiaba más que en ninguna otra.

Six Sens

Tras la incursión de Caritina Goyanes en el mundo de la abogacía, la hija de Cari Lapique decidió volver a la cocina por todo lo alto: montando su propia empresa de catering. Así nacía en 2003 Six Sens, un prestigioso servicio de catering, algo más selecto que el de Samantha Vallejo-Nágera. Poco a poco, el catering de Caritina se convirtió en un fuerte competidor de Samantha de España.

Caritina Goyanes en la presentación de un nuevo coche de alta gama en MadridCaritina Goyanes en la presentación de un nuevo coche de alta gama en Madrid

Fueron muchos los que aseguraron entonces que Caritina se servía de los contactos de su madre para posicionarse con su empresa en los eventos más exclusivos de Madrid. Fuera como fuera, Caritina y Samantha, presuntamente, rompieron todo tipo de relación y ni siquiera se dejaban ver juntas en eventos a los que ambas asistían como invitadas. Desde entonces las cocineras no parecen haber acercado posturas aunque ellas mismas aseguran no tener ningún tipo de rivalidad.

¿No hay ninguna guerra?

"No hay ninguna guerra con Samanta, ni la he traicionado. Habiendo aprendido todo lo que aprendí, ¿qué iba a montar? ¿Una empresa de flores?", sentenciaba en 2014 Caritina Goyanes cuando los medios le preguntaban sobre su supuesta enemistad. Además, la cocinera aprovechaba para dar muestra del agradecimiento que sentía por todo lo que la jueza más divertida del talent culinario de TVE: "He aprendido todo lo que tenía que aprender de ella. Me enseñó mucho".

Samantha Vallejo-Nágera en la presentación de 'MasterChef Celebrity 4' en el FestVal 2019Samantha Vallejo-Nágera en la presentación de 'MasterChef Celebrity 4' en el FestVal 2019

Por su parte, Samantha Vallejo-Nágera, que en su momento se negaba a fotografiarse con la que había sido su amiga, según revelaban fuentes cercanas a la cocinera, reconoció que no consideraba que hubiese ninguna guerra. "Hay espacio para todos. Ella tiene empresa y yo tengo la mía. Yo estoy encantada", sentenciaba la de 'MasterChef' dando por zanjada su supuesta guerra con Caritina Goyanes. ¿Acabarán colaborando los caterings de una y de otra para firmar la paz definitiva?

Te puede interesar